¿Qué es la Diabetes?

Tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 son graves. No existe una diabetes leve.
Tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 son graves. No existe una diabetes leve.

La diabetes mellitus, o simplemente la diabetes, es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no puede producir insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce. La insulina es una hormona producida por el páncreas que actúa como una llave que permite que la glucosa de los alimentos que ingerimos pase de la sangre a las células del cuerpo para producir energía. Todos los alimentos ricos en hidratos de carbono se descomponen en glucosa en la sangre. La insulina ayuda a la glucosa a entrar en las células.

La incapacidad de producir insulina o de utilizarla de manera eficaz conduce a niveles elevados de glucosa en sangre (conocida como hiperglucemia). Los altos niveles de glucosa durante un período de tiempo prolongado se asocian con daños corporales y fallos en varios órganos y tejidos.

Los Tipos de diabetes:

Hay tres tipos principales de diabetes.

Diabetes tipo 1: conocida anteriormente como diabetes juvenil. Generalmente es causada por una reacción autoinmune en la que el sistema de defensa del cuerpo ataca las células que producen insulina. Todavía no se sabe del todo el motivo de que esto ocurra. Las personas con diabetes tipo 1 producen muy poca o ninguna insulina. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero generalmente se desarrolla en niños o adultos jóvenes. Las personas con este tipo de diabetes necesitan inyectarse insulina todos los días para controlar los niveles de glucosa en sangre. Las personas con diabetes tipo 1 que no tengan acceso a la insulina morirán.

Diabetes tipo 2: conocida anteriormente como diabetes no-insulino dependiente o diabetes del adulto, representa como mínimo el 90% de todos los casos de diabetes. Se caracteriza por una resistencia a la insulina, por una relativa deficiencia de insulina o por ambas cosas a la vez. El diagnóstico de la diabetes tipo 2 puede ocurrir a cualquier edad. La diabetes tipo 2 puede permanecer sin ser detectada durante muchos años. El diagnóstico se hace cuando aparece una complicación o cuando se realiza un análisis de sangre rutinario o una prueba de glucosa en la orina. A menudo, pero no siempre, está asociada con el sobrepeso o la obesidad, que pueden provocar resistencia a la insulina y conducir a altos niveles de glucosa en sangre. Las personas con diabetes tipo 2 a menudo pueden tratar inicialmente su afección mediante ejercicio y dieta. Sin embargo, con el tiempo la mayoría de las personas requieren medicación oral o insulina.

Tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 son graves. No existe una diabetes leve.

La diabetes gestacional: (DMG) es una forma de diabetes que consiste en altos niveles de glucosa en sangre durante el embarazo. Se desarrolla en uno de cada 25 embarazos en todo el mundo y está asociada con complicaciones para la madre y el bebé. La DMG generalmente desaparece después del embarazo, pero las mujeres con DMG y sus hijos corren un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida. Aproximadamente la mitad de las mujeres con antecedentes de diabetes gestacional llegan a desarrollar diabetes tipo 2 antes de los cinco a diez años después del parto.

Existen además otros tipos específicos de diabetes.

Referencias/Fuente: www.idf.org/worlddiabetesday

Anuncios

Los ANTIOXIDANTES y el RESVERATROL

El Resveratrol es un potente antioxidante que se encuentra en gran variedad de plantas y frutos pero principalmente en la uva y el vino tinto
El Resveratrol es un potente antioxidante que se encuentra en gran variedad de plantas y frutos pero principalmente en la uva y el vino tinto

Los Antioxidantes son sustancias que actúan a nivel celular neutralizando los Radicales libres que afectan las paredes de las células provocando  daños que pueden ocasionar problemas en la salud de cualquier individuo.

Los Radicales Libres se producen como resultado del metabolismo del ser humano y no son más que átomos inestables que tienen como objetivo destruir los virus y bacterias que atacan nuestro organismo, Sin embargo, en la época actual encontramos que también otros factores como el estrés, la contaminación, la radiación, el humo del cigarrillo, los conservadores en los alimentos, los pesticidas y muchas otras sustancias pueden reaccionar dentro del organismo para generar Radicales libres incrementando su presencia hasta volverla nociva a la salud.

La neutralización de Radicales libres se puede lograr a través de la alimentación, consumiendo en la dieta diaria alimentos que contengan Vitamina C, Vitamina E, precursores de Selenio Metionina , así como fuentes de sustancias como el Resveratrol, que se encuentra en la uva y sus derivados.

El Resveratrol es un potente antioxidante que se encuentra en gran variedad de plantas y frutos pero principalmente en la uva y el vino tinto. Estudios realizados con Resveratrol muestran que presenta acción antioxidante, antimicrobiana y posiblemente antiiflamatoria y antitrombótica.  Inhibe la oxidación de Lipoproteínas de baja densidad (LDL) por lo que reduce la posibilidad de padecer cifras elevadas de colesterol y triglicéridos.

Las personas de edad avanzada y/o de la tercera edad presentan una mayor fragilidad al efecto de los radicales libres, por lo que se recomienda que ese grupo de población mantenga una dieta rica en antioxidantes para atenuar el efecto de esas sustancias nocivas.

Fuente/liga: labioguia.com

La COLITIS nerviosa

COLITIS NERVIOSA - SÍNTOMAS
COLITIS NERVIOSA – SÍNTOMAS

“¿Tienes malestar abdominal? ¿Inflamación del vientre? ¿Alteraciones en las evacuaciones y gases? Quizá padezcas de colitis nerviosa.”

Más de 20% de los mexicanos padece síndrome de intestino irritable (SII), mejor conocido como colitis nerviosa, malestar que se incrementa tanto por inestabilidad emocional como por hábitos alimenticios. Las mujeres son las más afectadas, en proporción de 3 a 1, 84% de los casos de colitis nerviosa afectan a la población femenina; en México, la padecen con mayor frecuencia mujeres de 25 a 40 años de edad. La colitis es la inflamación de la mucosa del colon (zona final del intestino grueso que se conecta con el recto) que se manifiesta con diarrea, heces acompañadas de sangre y dolor abdominal intenso.

Puede ser de distintos tipos, dependiendo de su origen:

Colitis ulcerosa: Es una enfermedad de tipo crónico que se caracteriza por la inflamación y presencia de heridas o úlceras en la pared interior del colon, y cuyos síntomas son diarrea con sangre, intenso dolor  abdominal y fiebre. Su causa es desconocida en gran mayoría de los casos, aunque en algunos se ha  establecido su origen hereditario. Puede comenzar a cualquier edad, pero generalmente ocurre entre los 15 y 30 años.

Colitis tóxica: Es una complicación grave de colitis ulcerosa en la que se daña la totalidad de la pared intestinal, lo cual provoca que los tejidos del colon pierdan fuerza (tono muscular) y se ensanchen en el  transcurso de algunas horas o días.

Colitis asociada al uso de medicamentos: El consumo de vitamina C (ácido ascórbico), suplementos de hierro y antiinflamatorios no esteroideos como el ácido acetilsalicílico puede generar irritación en la mucosa del colon y su inflamación. No obstante, es más común que este problema sea generado por el uso de antibióticos (colitis seudomembranosa o necrosante), ya que casi todos estos productos alteran el equilibrio entre las bacterias que se encuentran en el intestino, permitiendo la reproducción de microorganismos  causantes de enfermedades como la bacteria Clostridium difficile.

Colitis hemorrágica: Es ocasionada por una variedad de bacterias llamadas Escherichia Coli, que infectan al intestino grueso y producen toxinas que causan diarrea con sangre, así como dolor abdominal intenso.

Colitis nerviosa: Puede aparecer cuando se viven situaciones de estrés y nerviosismo con frecuencia, debido a que estos trastornos emocionales producen contracciones en músculos del intestino grueso, aumento de sensibilidad ante la presencia de gas y movimientos del sistema digestivo. Todo esto en conjunto produce dolor abdominal tipo cólico y diarrea o estreñimiento.
 
Colitis granulomatosa: Se debe a raro padecimiento autoinmune (cuando el sistema de defensas del  organismo ataca a sus propios tejidos) conocido como enfermedad de Crohn o enteritis regional; ocasiona diarrea, fiebre y sangrado rectal, y es tan similar a la colitis ulcerativa que puede ser difícil distinguirlas al  hacer el diagnóstico. Aunque por lo regular afecta al íleon (parte donde se encuentran los intestinos grueso y delgado) puede involucrar a cualquier sitio del sistema digestivo, e incluso generar fatiga, dolores articulares y erupciones cutáneas.
 
Causas más frecuentes: El colon puede irritarse debido a alteraciones causadas por microorganismos que habitan en él de manera natural y participan en el proceso digestivo. Algunos medicamentos lastiman la mucosa del intestino así como también el consumo de grasas animales, leche y sus derivados, comidas  picantes y azúcares también puede ocasionar notables desórdenes.

El funcionamiento intestinal es alterado por la presencia de parásitos como amebas (Entamoeba histolytica), bacterias (Campylobacter, Salmonella typhi, Shigella y Escherichia coli) y, con menor frecuencia, virus.

Mal manejo de estrés y nerviosismo son responsables de muchos trastornos digestivos.

¿Cómo puede ser detectado? 

El médico gastroenterólogo requiere el historial clínico del paciente y la práctica de un examen físico  detallado. Si el doctor detecta alguna anomalía, enviará al paciente a realizarse un análisis de sangre para  determinar el nivel de glóbulos blancos (encargados de defender al organismo de virus y bacterias), pues cuando éste es elevado revela la presencia de ciertos microorganismos en los intestinos. Otra prueba habitual es el examen de heces, el cual sirve para reconocer la presencia de amebas o parásitos. Otro de los métodos más eficaces para conocer la magnitud de los daños es la colonoscopía, estudio realizado mediante un tubo de fibra óptica (endoscopio) que se introduce por el recto y que permite captar imágenes del interior del colon. También permite obtener muestras de tejido que pueden ser analizadas en laboratorio. 

Es mejor prevenir

Incremente la ingesta de frutas, verduras, cereales integrales (con cascarilla) hortalizas y té verde, ya que  mantienen en buenas condiciones al aparato digestivo. Modere el consumo de grasas, productos derivados de la leche e irritantes del aparato digestivo, como café, cigarro, picante y bebidas gaseosas. Beba al menos 8 vasos de agua al día (2 litros), pues el agua mejora el funcionamiento intestinal en forma notable. Trate en medida de lo posible reducir los niveles de ansiedad y estrés para evitar la aparición de colitis nerviosa (las personas aprehensivas pueden recurrir a técnicas de autorrelajación); practique deportes de manera constante. También puede hacer uso de tranquilizantes naturales e infusiones de hierbas. Procure no ingerir alimentos en la calle o lugares con higiene deficiente, a fin de evitar el contagio de bacterias y parásitos perjudiciales.

¿Existe un tratamiento?

Una vez detectada la colitis, debe ingerir gran cantidad de líquidos para reponer los que se han perdido, así como mantener dieta blanda basada en vegetales, frutas, jugos y carnes blancas. Durante el tratamiento se prohíbe la ingesta de vegetales crudos (cebolla, col, coliflor, pimiento, lechuga y rábano), carnes rojas o con mucha grasa, legumbres (chícharo, lenteja, haba, garbanzo y frijol), papas fritas, mayonesa, aceite, salsas picantes, condimentos, bebidas alcohólicas, café, chocolate y lácteos, ya que dificultan la digestión e irritan la mucosa intestinal. El reposo también es muy importante para la recuperación del paciente. Ocasionalmente se recomienda el uso de antidiarreicos. Cuando la colitis es provocada por amebas y parásitos, se  recomienda tomar un antiamebiano o antihelmítico para eliminarlos. Las infecciones generadas por bacterias deben ser controladas a través del uso de antibióticos. Recordemos que todo tratamiento médico debe ser prescrito por un profesional de la salud, de preferencia un médico Gastroenterólogo. En caso de colitis ulcerosa, el gastroenterólogo puede recetar analgésicos no generen irritación en el tracto digestivo.

Complicaciones

El impacto de la colitis es comparable al de enfermedades como migraña o diabetes, de ahí la importancia de no sufrirlo en silencio, y ante las primeras molestias acudir al gastroenterólogo, ya que actualmente existen diversas terapias para controlarlo eficazmente. Existen complicaciones severas como perforación de la pared intestinal o hemorragias difíciles de controlar.

Otros tantos pacientes no responden adecuadamente al tratamiento, por lo que se deben someter a intervención quirúrgica que elimine las partes dañadas del tracto digestivo. Le recordamos que este artículo no suple la visita con su médico, quien le enviará el tratamiento más eficaz para usted.

La colitis nerviosa mejora notablemente cuando el individuo aprende a manejar adecuadamente estrés y  ansiedad. En este caso, puede ser útil la ayuda de un psicoterapeuta.

En ocasiones se aconseja el consumo de Suplementos Alimenticios que ayuden a la eliminación de  problemas como debilitamiento y anemia, ocasionados por las hemorragias o mala absorción. 

El Alga Spirulina es muy nutritivo con un excelente aporte nutrimental para el  tratamiento de problemas gastrointestinales.
El Alga Spirulina es muy nutritivo con un excelente aporte nutrimental para el tratamiento de problemas gastrointestinales.

El Alga Spirulina es un Suplemento muy nutritivo con un excelente aporte nutrimental para apoyar el  tratamiento de problemas gastrointestinales. Salud Hoy le recomienda que busque la de marca Pronat Ultra, ya que tiene más de 30 años en el mercado y sus suplementos son de excelente y calidad.

Fuente: Revista Salud Hoy No. 38 Julio 2014. Ejemplar gratuito y en línea.

7 Alimentos para cuidar el peso si tienes más de 40

Fuente: vitonica.com

Alimentos bajar peso adultos 40 años-WP0714

Cuando se alcanza cierta edad, el cuerpo responde de manera distinta a la dieta y el ejercicio físico, pues de manera natural, la proporción de grasa corporal aumenta y se reduce el porcentaje de masa muscular del organismo, por lo que las calorías quemadas aún estando en reposo, es decir, el metabolismo basal, disminuye.

Para luchar contra la grasa del cuerpo de una manera más eficaz después de los 40 años, momento en el que hombres y mujeres recibimos influencias de los cambios hormonales, los estudios nos han mostrado 7 alimentos que nos ayudan a enfrentar la grasa corporal.

  1. Agua con limón: un estudio realizado en mujeres a comprobado que quienes reemplazaron las bebidas endulzadas por agua con limón, perdieron en promedio 1.3 kg más al año que quienes no efectuaron el cambio. Además, reducir el consumo de refrescos mejora la salud ósea, lo cual previene la osteoporosis, enfermedad muy frecuente después de los 40.
  2. Fibra: una pequeña investigación británica ha encontrado que las mujeres que llevan una dieta rica en fibra y que concentra los carbohidratos en el desayuno queman dos veces más grasa durante el ejercicio realizado después, en comparación con una dieta elevada en carbohidratos refinados.
  3. Lino o linaza: no sólo es rica en fibras y grasas saludables, sino que algunos estudios han demostrado que los síntomas de los cambios hormonales se reducen con su ingesta. Incluso, su alto aporte de fibra permite calmar más rápido el apetito y reducir la ingesta de alimentos.
  4. Nueces: un estudio realizado en Australia comprobó que la ingesta de 8 a 10 unidades de nueces por día permite perder más peso y grasa corporal que si simplemente llevamos una dieta hipograsa. Además, ayuda a mantener a raya el almacenamiento de grasa y reduce los niveles de insulina en sangre.
  5. Condimentos picantes: no sólo se sabe que incrementan el metabolismo y acentúan el gasto calórico, sino que un estudio de hombres y mujeres observó que tras una comida picante se reducen los niveles de insulina y por ello, se disminuye el almacenamiento de grasas en el organismo en alrededor de un 32%.
  6. Canela: esta especia dulce podría reemplazar un par de cucharaditas de azúcar que sólo aportan calorías vacías. Además, se ha confirmado por investigaciones, que la canela reduce levemente los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, por lo tanto, beneficia la salud cardiovascular.
  7. Salmón: la ingesta de este gran alimento aporta grandes cantidades de vitamina D y calcio al organismo, nutrientes esenciales después de los 40, ya que no sólo previenen afecciones óseas sino que se ha comprobado que las mujeres de más de 50 años que toman suplementos de calcio y vitamina D suben menos de peso tras la menopausia. Otros estudios muestran que sin suficiente aporte de vitamina D, la leptina, hormona que regula el apetito, no puede hacer bien su trabajo.

Estos 7 alimentos pueden ayudar a una menor ganancia de grasa corporal después de los 40 y además, sus nutrientes benefician la salud al prevenir el desarrollo de múltiples enfermedades. No olvidemos que la mayor inclusión de este tipo de alimentos, en el marco de una vida saludable, pueden contribuir a mantener un peso corporal normal, pero sobre todo, puede mejorar notablemente la duración y calidad de nuestra vida.

ANTIOXIDANTE CON RESVERATROL

fuente de resveratrol. uvas
Resveratrol potente antioxidante

Los Antioxidantes son sustancias que actúan a nivel celular neutralizando los Radicales libres que afectan las paredes de las células provocando daños que pueden ocasionar problemas en la salud de cualquier individuo.

Los Radicales Libres se producen como resultado del metabolismo del ser humano y no son más que átomos inestables que tienen como objetivo destruir los virus y bacterias que atacan nuestro organismo, sin embargo, en la época actual encontramos que también otros factores como el estrés, la contaminación, la radiación, el humo del cigarrillo, los conservadores en los alimentos, los pesticidas y muchas otras sustancias pueden reaccionar dentro del organismo para generar Radicales libres incrementando su presencia hasta volverla nociva a la salud.

Antioxidantes con Resveratrol viene en cápsulas de gelatina blanda con el fin de preservar por mayor tiempo su contenido y facilitar su absorción una vez que se ha ingerido. El envase contiene una dosis para uno o dos meses dependiendo su consumo diario.

Este producto se puede consumir de manera ininterrumpida ya que contiene ingredientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

La neutralización de Radicales libres se puede lograr a través de la alimentación, consumiendo en la dieta diaria alimentos que contengan Vitamina C, Vitamina E, precursores de Selenio Metionina , así como fuentes de sustancias como el Resveratrol, que se encuentra en la uva y sus derivados.

El Resveratrol es un potente antioxidante que se encuentra en gran variedad de plantas y frutos pero principalmente en la uva y el vino tinto. Estudios realizados con Resveratrol muestran que presenta acción antioxidante, antimicrobiana y posiblemente antiiflamatoria y antitrombótica.

Inhibe la oxidación de Lipoproteínas de baja densidad (LDL) por lo que reduce la posibilidad de padecer cifras elevadas de colesterol y triglicéridos.

Las personas de edad avanzada presentan una mayor fragilidad al efecto de los radicales libres, por lo que se recomienda que ese grupo de población mantenga una dieta rica en antioxidantes para atenuar el efecto de esas sustancias nocivas.

VITAMINA C.- Reconocida por su intervención en gran parte del proceso metabólico, en el crecimiento y reparación de tejidos, en la producción de hormonas, protege contra los efectos de la contaminación y previene un gran número de enfermedades. Actúa de manera sinérgica con la Vitamina E y ambas tienen una gran actividad antioxidante.

VITAMINA E.- Es un importante nutriente para mantener un buen estado de salud. Interviene en la prevención de diversos padecimientos, tales como: disminución de la presión arterial, mejora la cicatrización de heridas, previene el daño celular inhibiendo la oxidación de las grasas y la formación de radicales libres, retarda el envejecimiento y ayuda a mejorar el aspecto de la piel dañada por la edad.

BETACAROTENO.- Precursor de la vitamina A de origen natural formado por moléculas complejas ligados a proteínas que favorecen su absorción. Estimula la respuesta inmunológica, ayuda a eliminar algunas toxinas y es un potente antioxidante.

SELENIO METIONINA.- Su función principal es evitar la oxidación de las grasas. Es un potente antioxidante especialmente cuando se encuentra combinado con la Vitamina E. Es un microelemento muy necesario para el funcionamiento de órganos como el páncreas y el hígado, entre otros.

RESVERATROL.- Es una sustancia que producen algunas plantas para evitar ser infectadas por hongos o por microorganismos patógenos.

Inhibe la agregación plaquetaria por lo que ejerce una acción cardioprotectora. El Resveratrol es un potente antioxidante que se encuentra en gran variedad de plantas y frutos pero principalmente en la uva y el vino tinto. Estudios realizados con Resveratrol muestran que presenta acción antioxidante, antimicrobiana y posiblemente antiinflamatoria y antitrombótica.

Inhibe la oxidación de Lipoproteínas de baja densidad (LDL) por lo que reduce la posibilidad de padecer cifras elevadas de colesterol y triglicéridos.

El adulto mayor y la nutrición
Las personas mayores necesitan una alimentación que esté llena de nutrientes esenciales para poder llevar una vida más saludable. ANTIOXIDANTES.

Por Salud Más de 40: http://diabetesycolesterol.blogspot.mx

Alimentación para mujeres mayores de 40 años

Desafíos nutricionales para las mujeres de más de 40 años

Desafíos nutricionales para las mujeres de más de 40 años
Desafíos nutricionales para las mujeres de más de 40 años

Fuente: Natural Holistic Health

Hay muchos desafíos a los que una mujer de más de 40 años de edad debe hacer frente; uno de ellos es cómo mantener su cuerpo en buen estado de salud tomando la cantidad adecuada de nutrientes.

Una mujer de más de 40 tiene distintas necesidades nutricionales que un hombre o una mujer más joven y debería ser capaz de responder a estas necesidades para mantenerse en buen estado de salud y prevenir enfermedades como la obesidad, las cardiopatías, la diabetes o el cáncer.

Para ello es importante volver a los fundamentos de la nutrición. Una dieta bien equilibrada, con la cantidad adecuada de nutrientes garantizará una vida más larga.

Grasas buenas y grasas malas

Hay una diferencia importante entre las grasas buenas y las malas. Las mujeres de más de 40 deberán tomar las cantidades adecuadas de grasa necesarias para conservar una buena salud. Sin grasas buenas, el cuerpo no será capaz de absorber importantes vitaminas y minerales. Sigue leyendo “Alimentación para mujeres mayores de 40 años”

Intolerancia a los hidratos de carbono-Diabetes.

Intolerancia a los hidratos de carbono, actividad física
Intolerancia a los hidratos de carbono – diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, es decir de larga duración que puede ser prevenible si se minimizan algunos factores de riesgo como el sobrepeso y básicamente la obesidad abdominal que se define como una cintura mayor a 80 cm en mujeres o de 90 cm en hombres. Antes de que esta enfermedad se manifieste, el metabolismo puede encontrarse con algún nivel de alteración, principalmente en la dificultad para metabolizar los hidratos de carbono o azúcares, a este problema metabólico que comienza y es un riesgo para desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares se le conoce como intolerancia a la glucosa, esta fase puede ser reversible si se toman las acciones correctas.

Para entender mejor el problema tenemos que conocer que la insulina tiene un papel importante en nuestro metabolismo, ya que facilita la utilización de la glucosa, en las personas que no realizan ejercicio, que tienen sobrepeso o que tienen una mala alimentación con el paso de los años se puede disminuir la producción de insulina en el organismo o inclusive que a pesar de que se produzca la cantidad adecuada, la insulina tiene problemas para poder realizar sus funciones normales.

La reducción de un 10% del peso corporal actual si se tiene sobrepeso u obesidad, puede disminuir hasta en un 50% el riesgo de desarrollar diabetes, otro factor muy importante y muchas veces relegado a una simple recomendación a “si tiene tiempo” es la actividad física. Realizar actividad física tiene grandes ventajas que se resumen en: favorecer un aumento en la utilización de la glucosa y de lípidos, aumenta la capacidad para que los músculos capten glucosa con menor necesidad de insulina, por lo tanto es un tratamiento que debe ser prescrito con una adecuada dosis en cuanto a los días por semana, el tiempo, la intensidad y tipo de actividad. Siempre de forma gradual para evitar alguna complicación.

Se recomienda realizar por lo menos 3 veces a la semana actividad física moderada, podemos identificar este nivel de actividad porque la persona comenzará a dificultarse poder hablar mientras la realiza.  No hay que olvidar la buena nutrición como parte fundamental del tratamiento para frenar la progresión de la intolerancia a la glucosa. Para fomentar una buena adaptación al ejercicio y mejorar el nivel de recuperación, se ha demostrado que ingerir proteínas de suero de leche después de la actividad física favorece la síntesis de mitocondrias (que dentro de la célula metabolizan la energía) y de transportadores GLUT-4 que son importantes para la captación de glucosa por las células. Como recomendación general una medida de una proteína en polvo inmediatamente después de la actividad física (mezclada en 250 ml. de agua) es de utilidad.  Una dieta saludable y la actividad física pueden favorecer la salud  y disminuir el riesgo de diabetes.

Fuente/liga: https://diabetesycolesterol.blogspot.mx/2013/11/la-diabetes-intolerancia-los-hidratos.html

Cambios fisiológicos y nutrición en adultos mayores

La mejor calidad de vida de la población ha contribuido a aumentar la esperanza de vida, este aspecto además de la disminución de la tasa de natalidad de la población, da lugar a una cantidad mayor de adultos mayores para los siguientes años. Para el 2050 se estima que los adultos mayores conformarán cerca de 28.0% de la población.

Cambios fisiológicos en adultos mayores
Cambios fisiológicos y nutrición en adultos mayores

El envejecimiento es una etapa que se acompaña de una serie de cambios fisiológicos, psicológicos, y sociales que pueden contribuir a afectar el estado de nutrición en este grupo.

Los sentidos se ven disminuidos entre ellos la vista, oído, la habilidad de reconocer los sabores de los alimentos dulces, salados, ácidos y amargos por el atrofiamiento de las papilas gustativas (empieza alrededor de los 50 años). Además  del olfato para reconocer olores e identificar alimentos. Es común la disminución de la salivación (xerostomia) problema común que puede causar problemas para hablar, masticar y deglutir los alimentos, se refiere como resequedad en la boca.

La falta de higiene dental ocasiona que haya pérdida de piezas dentales por la acumulación de placa dentobacteriana, caries, gingivitis que ocasionan enfermedades periodontales. El uso de puentes o de prótesis dentales tiene que estar vigilada para evitar lesiones en la boca que dificulten la masticación.

Los cambios en la mucosa gástrica y en las glándulas digestivas dan lugar a una disminución de la capacidad funcional digestiva. La menor flexibilidad del fundus del estómago motiva saciedad con menor cantidad de comida en comparación con el adulto joven y se estimula más una parte del estomago llamada antro que aumenta la secreción de la hormona de la saciedad conocida como colesistoquinina. La disminución del movimiento intestinal normal, la superficie intestinal útil para la absorción, la capacidad de transporte de nutrientes y la reducción del flujo sanguíneo (entre la célula mucosa y la vena porta) alteran la capacidad de digestión y absorción.

Puede sufrirse de estreñimiento en esta etapa debido a que existe una atrofia del músculo propulsor del intestino y  cambios en las células secretoras de moco que provocan cambios estructurales en la pared del intestino (diverticulosis: formación de invaginaciones en el intestino)  y funcionales  a nivel neuronal la densidad de fibras nerviosas que inervan al esfinter  encargado de la percepción de la masa de materia fecal en el recto se ven disminuidas y afectan el equilibrio entre la continencia y la defecación.

Algunos factores de riesgo que pueden causar estreñimiento en el adulto mayor:

  • Enfermedades
  • Consumo de fármacos
  • Inmovilidad
  • Dieta (poco aporte de fibra y de agua)
  • Deshidratación
  • Trastornos como hemorroides, úlceras.

Es importante cuidar la salud ósea en esta etapa, ya que la densidad mineral ósea (cantidad de minerales de calcio y fósforo que contiene el hueso) disminuye por la falta de actividad física y además existe una disminución de la absorción intestinal del calcio que puede poner en riesgo de desarrollar osteoporosis (enfermedad causada por disminución de la densidad mineral osea) ocasionando riesgo de fracturas.

Las mujeres posmenopáusicas suelen verse más afectadas debido a que la disminución de la cantidad de estrógenos, estos ayudan a preservar la resistencia de los huesos a lo largo de la vida. Los hombres también están afectados, pero tienen un riesgo estimado de sufrir fracturas a lo largo de la vida tres veces menor que las mujeres. Apartir de los 60 años por compresión de las vertebras hay una disminución de la estatura de 1 a 2cm/década, causada por la curvatura de la columna vertebral (lordosis o cifosis) y el aplanamiento de las vertebras. Se recomienda consumir un suplemento que contenga calcio, vitamina D y magnesio, para aquellas personas con ingesta deficiente de lácteos y sus derivados.

Las debilidad del adulto mayor se debe al sedentarismo y es común una disminución de la masa muscular, fuerza y función del músculo, condición conocida como Sarcopenia (del griego sarco: carne, músculo y penia: deficiencia, disminución). Se ha visto que se pierden hasta 3 kilos de masa magra por década que conlleva a tener debilidad para realizar las actividades de la vida diaria volviéndose dependientes de bastón o andaderas o inclusive de otra persona, sin embargo si se mantiene la actividad física, la reducción puede no ser tan marcada.

Se recomienda  llevar a cabo un programa de actividad física de fortalecimiento que permita desarrollar mejor movilidad e independencia en las actividades de la vida diaria, si se logra además complementar la alimentación con una ingesta adecuada de proteínas puede inclusive haber una mejoría significativa de la fuerza, una medida de un suplemento como el Suero de Leche puede ser una alternativa, además son bajos en lactosa y pueden digerirse fácilmente si se mezcla con un poco de agua, se sugiere tomar en la mañana y en la noche.