Deporte, Ejercicio y la diabetes

Las personas con diabetes pueden hacer ejercicio y practicar deporte al mismo nivel que cualquier otra persona. Pero algunas de ellas no lo hacen. Fijémonos, por ejemplo, en Gary Hall, Jr., el nadador olímpico ganador de una medalla de oro. Es innegable que / Definitivamente, no nada como una persona promedio. Y los golfistas Kelli Kuehne y Michelle McGann no juegan a golf como tus amigos del minigolf local. Todos estos atletas conviven con la diabetes al tiempo que destacan en las competiciones deportivas.

El ejercicio quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.

¿Has captado la idea? Independientemente de que aspires a un oro olímpico o que solo te apetezca salir de excursión por los alrededores, la diabetes no debería ser ningún impedimento.

¿Cómo ayuda el ejercicio a las personas que tienen diabetes?

He aquí algunos de los efectos beneficiosos del ejercicio físico:

  • El ejercicio fortalece los huesos y los músculos.
  • El ejercicio reduce el riego de cardiopatías y de algunos tipos de cáncer.
  • El ejercicio mejora la coordinación, el equilibrio, la fuerza y la resistencia.
  • El ejercicio aumenta el nivel de energía.
  • El ejercicio contribuye a que la insulina desempeñe mejor su función, lo que ayuda a mantener las concentraciones de azúcar en sangre dentro de los límites saludables.
  • El ejercicio quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.
  • El ejercicio fomenta el trabajo en equipo, el espíritu competitivo y la valentía.
  • El ejercicio ayuda a elevar la autoestima y la seguridad en uno mismo.
  • El ejercicio ayuda a liberar tensiones y a afrontar el estrés, aparte de relajar y levantar el ánimo.
  • El ejercicio puede incluso ayudar a aclarar las ideas y a focalizar mejor la atención.

Cualquier tipo de ejercicio es estupendo (se trate de sacar a pasear al perro o de practicar un deporte de equipo). Pero es importante que lo practiques cada día. Cambiar los hábitos a fin de poder hacer ejercicio cada día puede costar bastante al principio. Pero la mayoría de la gente dice que, en cuanto empieza a notar los efectos beneficiosos del ejercicio, se engancha a él. A partir de ese momento, resulta más fácil seguir haciendo ejercicio. Pero hay algunos datos que necesitas saber sobre el ejercicio y la diabetes.

¿Qué ocurre durante el ejercicio?

Los músculos necesitan más energía durante el ejercicio, por lo que el cuerpo libera más azúcar o glucosa que en estado de reposo. Para las personas con diabetes, esto puede tener algunos efectos colaterales. Por ejemplo, si el cuerpo no tiene suficiente insulina para utilizar la glucosa liberada durante la práctica de ejercicio, la glucosa permanece en la sangre, lo que provoca concentraciones elevadas de azúcar en sangre. Esto recibe el nombre de hiperglucemia.

Sigue leyendo “Deporte, Ejercicio y la diabetes”

Anuncios

Intolerancia a los hidratos de carbono-Diabetes.

Intolerancia a los hidratos de carbono, actividad física
Intolerancia a los hidratos de carbono – diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, es decir de larga duración que puede ser prevenible si se minimizan algunos factores de riesgo como el sobrepeso y básicamente la obesidad abdominal que se define como una cintura mayor a 80 cm en mujeres o de 90 cm en hombres. Antes de que esta enfermedad se manifieste, el metabolismo puede encontrarse con algún nivel de alteración, principalmente en la dificultad para metabolizar los hidratos de carbono o azúcares, a este problema metabólico que comienza y es un riesgo para desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares se le conoce como intolerancia a la glucosa, esta fase puede ser reversible si se toman las acciones correctas.

Para entender mejor el problema tenemos que conocer que la insulina tiene un papel importante en nuestro metabolismo, ya que facilita la utilización de la glucosa, en las personas que no realizan ejercicio, que tienen sobrepeso o que tienen una mala alimentación con el paso de los años se puede disminuir la producción de insulina en el organismo o inclusive que a pesar de que se produzca la cantidad adecuada, la insulina tiene problemas para poder realizar sus funciones normales.

La reducción de un 10% del peso corporal actual si se tiene sobrepeso u obesidad, puede disminuir hasta en un 50% el riesgo de desarrollar diabetes, otro factor muy importante y muchas veces relegado a una simple recomendación a “si tiene tiempo” es la actividad física. Realizar actividad física tiene grandes ventajas que se resumen en: favorecer un aumento en la utilización de la glucosa y de lípidos, aumenta la capacidad para que los músculos capten glucosa con menor necesidad de insulina, por lo tanto es un tratamiento que debe ser prescrito con una adecuada dosis en cuanto a los días por semana, el tiempo, la intensidad y tipo de actividad. Siempre de forma gradual para evitar alguna complicación.

Se recomienda realizar por lo menos 3 veces a la semana actividad física moderada, podemos identificar este nivel de actividad porque la persona comenzará a dificultarse poder hablar mientras la realiza.  No hay que olvidar la buena nutrición como parte fundamental del tratamiento para frenar la progresión de la intolerancia a la glucosa. Para fomentar una buena adaptación al ejercicio y mejorar el nivel de recuperación, se ha demostrado que ingerir proteínas de suero de leche después de la actividad física favorece la síntesis de mitocondrias (que dentro de la célula metabolizan la energía) y de transportadores GLUT-4 que son importantes para la captación de glucosa por las células. Como recomendación general una medida de una proteína en polvo inmediatamente después de la actividad física (mezclada en 250 ml. de agua) es de utilidad.  Una dieta saludable y la actividad física pueden favorecer la salud  y disminuir el riesgo de diabetes.

Fuente/liga: https://diabetesycolesterol.blogspot.mx/2013/11/la-diabetes-intolerancia-los-hidratos.html

Cambios fisiológicos y nutrición en adultos mayores

La mejor calidad de vida de la población ha contribuido a aumentar la esperanza de vida, este aspecto además de la disminución de la tasa de natalidad de la población, da lugar a una cantidad mayor de adultos mayores para los siguientes años. Para el 2050 se estima que los adultos mayores conformarán cerca de 28.0% de la población.

Cambios fisiológicos en adultos mayores
Cambios fisiológicos y nutrición en adultos mayores

El envejecimiento es una etapa que se acompaña de una serie de cambios fisiológicos, psicológicos, y sociales que pueden contribuir a afectar el estado de nutrición en este grupo.

Los sentidos se ven disminuidos entre ellos la vista, oído, la habilidad de reconocer los sabores de los alimentos dulces, salados, ácidos y amargos por el atrofiamiento de las papilas gustativas (empieza alrededor de los 50 años). Además  del olfato para reconocer olores e identificar alimentos. Es común la disminución de la salivación (xerostomia) problema común que puede causar problemas para hablar, masticar y deglutir los alimentos, se refiere como resequedad en la boca.

La falta de higiene dental ocasiona que haya pérdida de piezas dentales por la acumulación de placa dentobacteriana, caries, gingivitis que ocasionan enfermedades periodontales. El uso de puentes o de prótesis dentales tiene que estar vigilada para evitar lesiones en la boca que dificulten la masticación.

Los cambios en la mucosa gástrica y en las glándulas digestivas dan lugar a una disminución de la capacidad funcional digestiva. La menor flexibilidad del fundus del estómago motiva saciedad con menor cantidad de comida en comparación con el adulto joven y se estimula más una parte del estomago llamada antro que aumenta la secreción de la hormona de la saciedad conocida como colesistoquinina. La disminución del movimiento intestinal normal, la superficie intestinal útil para la absorción, la capacidad de transporte de nutrientes y la reducción del flujo sanguíneo (entre la célula mucosa y la vena porta) alteran la capacidad de digestión y absorción.

Puede sufrirse de estreñimiento en esta etapa debido a que existe una atrofia del músculo propulsor del intestino y  cambios en las células secretoras de moco que provocan cambios estructurales en la pared del intestino (diverticulosis: formación de invaginaciones en el intestino)  y funcionales  a nivel neuronal la densidad de fibras nerviosas que inervan al esfinter  encargado de la percepción de la masa de materia fecal en el recto se ven disminuidas y afectan el equilibrio entre la continencia y la defecación.

Algunos factores de riesgo que pueden causar estreñimiento en el adulto mayor:

  • Enfermedades
  • Consumo de fármacos
  • Inmovilidad
  • Dieta (poco aporte de fibra y de agua)
  • Deshidratación
  • Trastornos como hemorroides, úlceras.

Es importante cuidar la salud ósea en esta etapa, ya que la densidad mineral ósea (cantidad de minerales de calcio y fósforo que contiene el hueso) disminuye por la falta de actividad física y además existe una disminución de la absorción intestinal del calcio que puede poner en riesgo de desarrollar osteoporosis (enfermedad causada por disminución de la densidad mineral osea) ocasionando riesgo de fracturas.

Las mujeres posmenopáusicas suelen verse más afectadas debido a que la disminución de la cantidad de estrógenos, estos ayudan a preservar la resistencia de los huesos a lo largo de la vida. Los hombres también están afectados, pero tienen un riesgo estimado de sufrir fracturas a lo largo de la vida tres veces menor que las mujeres. Apartir de los 60 años por compresión de las vertebras hay una disminución de la estatura de 1 a 2cm/década, causada por la curvatura de la columna vertebral (lordosis o cifosis) y el aplanamiento de las vertebras. Se recomienda consumir un suplemento que contenga calcio, vitamina D y magnesio, para aquellas personas con ingesta deficiente de lácteos y sus derivados.

Las debilidad del adulto mayor se debe al sedentarismo y es común una disminución de la masa muscular, fuerza y función del músculo, condición conocida como Sarcopenia (del griego sarco: carne, músculo y penia: deficiencia, disminución). Se ha visto que se pierden hasta 3 kilos de masa magra por década que conlleva a tener debilidad para realizar las actividades de la vida diaria volviéndose dependientes de bastón o andaderas o inclusive de otra persona, sin embargo si se mantiene la actividad física, la reducción puede no ser tan marcada.

Se recomienda  llevar a cabo un programa de actividad física de fortalecimiento que permita desarrollar mejor movilidad e independencia en las actividades de la vida diaria, si se logra además complementar la alimentación con una ingesta adecuada de proteínas puede inclusive haber una mejoría significativa de la fuerza, una medida de un suplemento como el Suero de Leche puede ser una alternativa, además son bajos en lactosa y pueden digerirse fácilmente si se mezcla con un poco de agua, se sugiere tomar en la mañana y en la noche.

La inactividad física es tan letal como el tabaco

Inactividad física letal para la salud.
Inactividad física letal para la salud.

Una de cada 10 muertes que ocurren en el mundo es causada por un estilo de vida sedentario. Éste es el mismo impacto que tiene el tabaquismo, afirman científicos.

En una serie de artículos publicados en la revista The Lancet sobre el impacto de la inactividad física en el mundo, los investigadores calculan que el sedentarismo está causando unas 5,3 millones de muertes cada año. En América Latina la falta de actividad física es responsable de más del 11% de todas las muertes. Y sin embargo, agregan los científicos, este factor de riesgo -que ahora puede clasificarse como una pandemia- ha sido olvidado en las campañas y medidas de prevención, principalmente en los países de bajos y medianos ingresos.

La investigación llevada a cabo por 33 investigadores de varios centros en todo el mundo encontró que la falta de actividad física está causando muertes por enfermedades cardiovascularesdiabetes y cáncer de colon y recto, principalmente. Además, más de 33% de adultos y cuatro de cada cinco adolescentes en el mundo tienen un alto riesgo de estas enfermedades debido a que no llevan a cabo la cantidad recomendada de actividad física.

En muchos países se recomienda que los adultos lleven a cabo al menos 150 minutos de ejercicio moderado, como caminatas enérgicas, bicicleta o jardinería, a la semana. Esto se traduce en una caminata enérgica de 30 minutos cinco días a la semana.

América Latina, sedentaria

Sin embargo, los investigadores encontraron que no llevar a cabo este ejercicio está causando 6% de los casos de enfermedades coronarias en el mundo. La falta de actividad física también es responsable del 7% de los casos de diabetes tipo 2 y 10% de los casos de cáncer de colon y recto y de mama en el mundo. Los investigadores encontraron que los países con poblaciones menos activas son los de mayores ingresos.

En América Latina y el Caribe, el estudio muestra que el estilo de vida sedentario es responsable del 11,4% de todas las muertes. La inactividad física en la región es causante del 7,1% de los casos de enfermedad del corazón; 8,7% de los casos de diabetes tipo 2; 12,5% de los casos de cáncer de mama y 12,6% de los casos de cáncer de colon y recto.

Los países más sedentarios, muestra el estudio, son Argentina, Brasil y República Dominicana. Y el menos sedentario es Guatemala. Tal como señala la doctora I-Min Lee del Hospital Brigham y de Mujeres de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, quien dirigió el estudio, todos estos casos podrían potencialmente prevenirse si la población de cada país y cada región llevara a cabo más actividad física.

En la región de las Américas, dice la investigadora, podrían evitarse 60.000 muertes por enfermedad de las arterias coronarias, 11.000 muertes por cáncer de mama y 14.000 muertes por cáncer de colon y recto. Y no sólo eso, agregan los autores, la expectativa de vida en todo el mundo también podría incrementarse si la gente se ejercitara más.

El ejemplo de los atletas

Los estudios se publican en la víspera de los Juegos Olímpicos de Londres y, sobre esto, la doctora Lee comenta que “este verano admiraremos los esfuerzos extraordinarios de los atletas que compiten en los Juegos Olímpicos”.

“Aunque sólo una pequeñísima fracción de la población logra llegar a esas alturas, la abrumadora mayoría de nosotros somos capaces de ser físicamente activos a niveles modestos, por ejemplo caminando de 15 a 30 minutos cada día, lo cual traería beneficios sustanciales para la salud”. Según los científicos, es necesario “tomar con más seriedad” la inactividad física y convertirla en un asunto prioritario de salud pública. Además, agregan, es necesario cambiar la mentalidad del público y hacerlo consciente de los peligros de la inactividad física y no sólo recordarle los beneficios de hacer ejercicio.

Fuente : www.bbc.co.uk

Para saber más:  Coloncuidado del corazón, diabetes

Los desafíos mentales y físicos pueden ayudar a las personas mayores a mantener la agudeza mental.

Ejercicios para el cerebro
Desafíos mentales para adultos mayores

Un poco de ejercicio y algo de estimulación mental pueden ayudar mucho a que las personas mayores mantengan su agudeza mental, sugiere un pequeño estudio reciente.

Los investigadores descubrieron que las habilidades de memoria y pensamiento de 126 personas mayores inactivas mejoraron después de que les asignaran actividades diarias diseñadas para mantener ocupados sus cerebros y sus cuerpos.

“La buena noticia es que uno más uno son tres”, afirmó el Dr. Richard Isaacson, director de la división de Alzheimer de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, que no participó en el estudio.

La moraleja es que realizar pequeñas modificaciones en la actividad física y mental ha llevado a cambios positivos en las habilidades de memoria y pensamiento, afirmó Isaacson.Aprender unas pocas palabras de un idioma extranjero y caminar varias veces a la semana, por ejemplo, se notará en unos meses, indicó.

Desafíos mentales
Los desafíos mentales y físicos pueden ayudar a las personas mayores a mantener la agudeza mental

“No es necesario que corra una maratón para estar en forma, y no hace falta aprender a hablar de forma fluida en un idioma extranjero para mantener la agudeza mental conforme envejece“, comentó.

Sigue leyendo “Los desafíos mentales y físicos pueden ayudar a las personas mayores a mantener la agudeza mental.”

PROTEJA SUS ARTICULACIONES

Una articulación es la unión entre dos o más huesos.  Entre las funciones más importantes de las articulaciones podemos mencionar que nos permiten doblar los codos y las rodillas, mover las caderas, doblar la espalda, proporcionando elasticidad y plasticidad al cuerpo.

Cuidados y Protejer sus articulaciones
Proteja sus articulaciones

Algunos factores como el aumento de la edad, lesiones deportivas, el sobrepeso, entre otros, pueden desgastar  el cartílago, dañando las articulaciones y aumentando el riesgo de artritis. Aquí hay nueve consejos para ayudarlo a proteger las articulaciones de las lesiones y enfermedades como la artritis

1. Mantenga un peso saludable

Mantener su peso dentro del rango ideal es fundamental para proteger las articulaciones. Una persona con sobrepeso debe poner mayor resistencia sobre las rodillas, caderas y la espalda, aumentando el riesgo de lesiones. Los estudios han demostrado que con cada libra ganada, una persona le pone cuatro veces más estrés a las rodillas. Las mujeres que pierden alrededor de 5 kilos pueden reducir el riesgo de artritis significativamente.

Sigue leyendo “PROTEJA SUS ARTICULACIONES”