Dietas para la Hipertrofia de la Próstata

La riqueza en antioxidantes naturales de las verduras favorecen la eliminación de las toxinas y los radicales libres.

La próstata es una glándula masculina que produce la mayor parte del contenido de líquido seminal y la hipertrofia prostática benigna o HPB, es el problema más común entre los hombres mayores y puede ser causada por factores dietéticos y cambios hormonales principalmente.

Si bien la HPB no es un proceso cancerígeno, si puede representar un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de próstata, sin embargo un cambio en la dieta y la adición de ciertos suplementos pueden reducir el tamaño de la próstata, pero siempre bajo la supervisor profesional.

Alimentos a evitar:

Los factores de riesgo para la HPB incluyen ser mayor de 50 años y en general las dietas alta en grasas y bajas en fibra tienden a incrementar drásticamente las probabilidades de desarrollar hiperplasia prostática benigna, siendo los alimentos a evitar; las varones rojas ricas en grasas saturadas, los alimentos altamente refinados y los alimentos salados todos. El alcohol, especialmente cerveza y licor, al igual que el café, los refrescos y el té negro, este ultimo se puede reducir, por lo cual se recomienda simplemente preparar más comidas a partir de cero y reducir las visitas a restaurantes, sobre todo las cadenas de comida rápida, ya que pueden tener un gran impacto en la salud de la próstata.

Alimentos recomendados: Continue reading “Dietas para la Hipertrofia de la Próstata”

Anuncios

DHA aliado de mamá durante el embarazo

¿Estás embarazada y quieres tener el mejor equilibrio alimenticio para ti y tu bebé? Es importante saber algunos datos que ayudarán a que esto sea posible tomando DHA durante esta etapa.

Buscar productos de uso cotidiano, como el aceite y la leche, fortificados con DHA con omega 3.

El DHA o Ácido Docosahexaenoico, es un ácido graso insaturado de cadena larga de la familia de los Omegas 3, que forma parte de nuestro sistema nervioso. El DHA se encuentra en las membranas de las células del cerebro, los ojos y el corazón. Además de nuestro cuerpo, el DHA se encuentra de manera natural en alimentos como los pescados que viven en los mares fríos (salmón, atún, trucha, bacalao o sardina) y en las algas.

El DHA tiene especial importancia durante el embarazo, pues contribuye al desarrollo del cerebro y los ojos de los bebés. Especialmente a partir del tercer trimestre de gestación donde tiene lugar el mayor crecimiento del tejido nervioso, el feto acumula grandes cantidades de omega 3 – DHA en el cerebro. Es por esto que es importante que las mamás se aseguren de incluir el DHA en su dieta. De esta forma, a través de la placenta, el bebé recibirá las cantidades que necesita y se desarrollará de la mejor manera.

El consumo adecuado de DHA no solamente favorece a tu bebé, también es bueno para ti. Rodrigo Valenzuela, Doctor en Nutrición y Alimentos, asegura que en la mamá el consumir DHA permite lograr la duración óptima del embarazo, disminuye la insulino-resistencia y la diabetes gestacional, así como el riesgo de depresión post parto.
Continue reading “DHA aliado de mamá durante el embarazo”

Triglicéridos y Colesterol La importancia del Omega 3

Bajar los niveles de ambos enemigos de la salud cardíaca no es tarea sencilla. Sin embargo, una dieta sana, ejercicio físico moderado y el consumo de Omega 3 puede ser un trío exitoso. -Un médico lo explica para Infobae-.

Consumir Omega 3 con un plan de ejercicios, una dieta baja en grasas y que incluya alimentos que lo contengan.

Los niveles altos de colesterol y triglicéridos suelen ser un problema de salud muy común en la población y reducir estos índices es una tarea de vital importancia para mantenerse sano.

“Los triglicéridos, así como el colesterol, son tipos de grasa presentes en la sangre y en los tejidos corporales y que, en cantidades apropiadas, sirven para que el organismo funcione bien. Su exceso aumenta el riesgo de tener un infarto o un ataque cerebral. Con frecuencia, la elevación de los triglicéridos ocurre al mismo tiempo que el aumento de los niveles de colesterol“, explicó el Dr. Carlos Moretto, médico y docente de la Universidad John Kennedy.

Si la dieta y el ejercicio no reducen los niveles excesivos, es altamente probable que el médico indique tomar medicamentos. Las estatinas son usadas para reducir el colesterol: bajan los niveles del malo, suben los niveles del bueno y pueden atrasar la formación de plaquetas en las arterias. El Omega 3 es un medicamento utilizado para bajar los niveles excesivos de triglicéridos.

Continue reading “Triglicéridos y Colesterol La importancia del Omega 3”

Omega-3 grasa DHA: Dominando la potencia y reducir el riesgo de Diabetes

Dominando la potencia y reducir el riesgo de diabetes y envejecimiento cerebral con Omega-3 grasa DHA.

Prevenir el envejecimiento cerebral con alimentos con DHA y omega 3.
Prevenir el envejecimiento cerebral con alimentos con DHA y omega 3.

La genética humana ha evolucionado al dominar el poder de una amplia variedad de nutrientes que han estado disponibles en nuestro suministro alimenticio durante generaciones infinitas. A lo largo de los últimos 50 años muchos de estos nutrientes naturales han sido lentamente eliminados de los alimentos que comemos. DHA es un ácido graso crítico Omega-3 que nuestros antepasados hallaban principalmente en el pescado y ahora está seriamente carente en nuestra dieta causando un riesgo dramáticamente elevado de diabetes y demencia. Incluir este potente nutriente en forma de suplementos puede prevenir estas enfermedades y regular el deterioro progresivo que conocemos como envejecimiento.

El DHA inhibe la formación de placa amiloide.

El DHA es un ácido graso Omega-3 que se usa de forma preferente por el cuerpo para la formación de membranas celulares y es especialmente importante para la formación y función de neuronas del cerebro. Cuando nuestro cuerpo recibe un suministro adecuado de DHA, se permite la acumulación de grasa en el cerebro donde aumenta la supervivencia de células cerebrales y reduce al formación de placa beta amiloide tóxica. Esta acción reduce de forma eficaz el riesgo de deterioro cognitivo y enfermedad de Alzheimer.

El DHA puede prevenir el deterioro cognitivo.

Los resultados de un estudio publicado en Journal of Nutritional Biochemistry hallaron que el DHA puede proteger frente a envejecimiento del cerebro al prevenir los daños típicos asociados con deterioro de la memoria. El DHA se almacena en el cerebro para su uso durante periodos de estrés y sobrecarga tóxica para proteger las neuronas del cerebro. Esto es crítico para la formación de recuerdos, aprendizaje y pensamiento que decaen con la aparición de la demencia. Niveles suficientes de DHA circulando en la sangre son necesarios para suministrar las reservas que pueden ser usados para reparar daños neuronales antes de que la pérdida de memoria se haya vuelto evidente.

El DHA reduce la inflamación sistémica.

Continue reading “Omega-3 grasa DHA: Dominando la potencia y reducir el riesgo de Diabetes”

Beneficios del Omega 3: Colesterol y Riesgo Cardiovascular

El Omega 3 y Colesterol: Los Beneficios para la reducción del colesterol y factores de riesgo cardiovascular.

Los Beneficios para la reducción del colesterol y factores de riesgo cardiovascular: Omega 3.
Los Beneficios para la reducción del colesterol y factores de riesgo cardiovascular: Omega 3.

Los efectos beneficiosos en la salud cardiovascular atribuidos a los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPI-CL) Omega 3 serían el resultado de los siguientes mecanismos: disminución de las concentraciones plasmáticas de triglicéridos y del colesterol-LDL, ligero aumento del colesterol HDL, disminución de la presión arterial, reducción de la agregación plaquetaria y disminución de incidencia de arritmias.

Efecto del omega 3 sobre la hipertrigliceridemia:

La reducción de los lípidos plasmáticos (especialmente los triglicéridos) generada por el consumo de AGPI-CL Omega 3 es uno de los efectos con mayor evidencia tanto en humanos como en animales.(1)

Los aceites de pescado han demostrado que disminuyen el colesterol plasmático y las concentraciones de triglicéridos, inhibiendo la biosíntesis de lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) y de triglicéridos en el hígado, e incrementando ligeramente la de lipoproteínas de alta densidad (colesterol HDL).(2) El efecto sobre las concentraciones plasmáticas de triglicéridos, colesterol HDL y LDL es inverso cuando se ingieren aceites ricos en AGPI-CL Omega-6, lo que indica que la relación ácidos grasos Omega 3/ Omega-6 actuaría como un sensor hepático para la regulación del metabolismo lipídico y el colesterol.

Prevención de la enfermedad cardiovascular y del colesterol:

Los resultados de los estudios epidemiológicos y de intervención indican que el consumo de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPI-CL) Omega-3 puede afectar favorablemente a la salud cardiovascular y al colesterol: The Seven Countries Study (20 años de duración) concluyó que los hombres que consumían 30 g/d de pescado reducían el riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria en un 50% en relación a los voluntarios que no consumían pescado;(3) el Tite Western Electric Study, que los hombres que consumían más de 35 g/d de pescado presentaban un riesgo relativo de mortalidad por enfermedad coronaria de 0,62 en comparación con los que casi nunca consumían pescado(4) y el estudio sobre Prevención de Aterosclerosis Coronaria Mediante Intervención con Ácidos Grasos Omega 3 de Origen Marino (SCIMO) demostró una reducción en el desarrollo de la aterosclerosis al administrar 1,6 g/d de AGPI Omega-3;(5) el Diet And Reinfarction Trial (DART) determinó que dosis de 2-3 g/sem de AGPI-CL Omega-3 reducían el riesgo de sufrir un episodio coronario secundario y producían un descenso del 30% en la mortalidad a causa de enfermedad cardiovascular(6) y en el GISSI-Prevenzione, el consumo de un suplemento nutricional de DHA y EPA de 1 g/d disminuyó en un 17% el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular, en relación con el grupo control que no consumió el suplemento. (7)

Hipertensión y omega 3:

Además de mejorar el perfil lipídico, los AGPI-CL Omega 3 reducirían ligeramente la presión arterial.(8) Los AGPI-CL Omega-3 parecen ejercer efectos beneficiosos sobre la musculatura vascular lisa, mediante la reducción de la pérdida de calcio intracelular y la disminución de la proliferación de células musculares lisas (vía inhibición de factores de crecimiento) y el aumento de la producción de óxido nítrico.(9)

Aterosclerosis y omega 3:

La aterosclerosis es un proceso fisiopatológico de origen multifactorial en el que destacan dos componentes principales: la dislipidemia (triglicéridos y colesterol elevados) y la inflamación. El consumo de AGPI-CL Omega 3 mejora el perfil lipídico en plasma: dosis bajas de aceite de pescado pueden reducir la concentración plasmática de triglicéridos e incrementar ligeramente las de colesterol HDL.(10,11) El efecto sobre las concentraciones plasmáticas de triglicéridos, colesterol HDL y LDL es inverso cuando se ingieren aceites ricos en AGPI-CL Omega-6 (12), lo que indica que la relación ácidos grasos Omega 3 / Omega-6 actuaría como un sensor hepático para la regulación del metabolismo lipídico y del colesterol.
El efecto ateroprotector de los AGPI-CL Omega 3 también proviene de su incorporación a los fosfolípidos de las células, donde sustituyen parcialmente al ácido araquidónico como sustrato inicial para la producción de eicosanoides menos protrombóticos y vasoconstrictores.(13)

Prevención de la enfermedad cardiovascular y del colesterol: Ejercicios y Omega 3.
Prevención de la enfermedad cardiovascular y del colesterol: Ejercicios y Omega 3.

Arritmias cardiacas y omega 3:

Además de sus efectos sobre la dislipidemia y la arteriosclerosis, los AGPI-CL Omega 3 podrían tener efectos antiarrítmicos.(14) Su acción reguladora cardiaca estaría relacionada con su capacidad para inhibir los canales de calcio tipo-L en las células cardiacas, lo que a su vez prolongaría el periodo refractario, haciendo al miocardio menos sensible a las arritmias cardiacas peligrosas.(9,14,15)

Compartimos desde: Fuente/autor: “ExpertoOm3ga3”. liga: www.expertomega3.es/beneficios

Bibliografía y Referencias:
1. Nodari S, Triggiani M, Campia U et al. Effects of n-3 polyunsaturated fatty acids on left ventricular function and functional capacity in patients with dilated cardiomyopathy. J Am Coll Cardiol 2011;57:870-879. // 2. Simopoulos AP. Omega-3 fatty acids in health and disease and in growth and development. Am J Clin Nutr. 1991 Sep;54(3):438-63. // 3. Kromhout D, Bosschieter EB, de Lezenne Coulander C. The inverse relation between fish consumption and 20-year mortality from coronary heart disease. N Engl J Med 1985;312:1205-1209. // 4. Daviglus ML, Stamler J, Orencia AJ et al. Fish consumption and the 30-year risk of fatal myocardial infarction. N EngI J Med 1997;336:1046-1053. // 5. von Schacky C, Baumanu K, Angerer P. The effect of n-3 fatty acids on coronary atherosclerosis: results from SCIMO, an angiographic study, background and implications. Lipids 2001;36(Suppl):S99-S102. // 6. Burr ML, Fehily AM, Gilbert JF et al. Effects of changes in fat, fish, and fibre intakes on death and myocardial reinfarction: diet and reinfarction trial (DART). Lancet 1989;2:757-761. // 7. Hopper L, Ness A, Higgins JP et al. GISSI-Prevenzione trial. Lancet 1999;354:447-455. // 8. Wang C, Harris WS, Chung M et al. n-3 fatty acids from fish or fish oil supplements, but not alpha-linolenic acid, benefit cardiovascular disease outcomes in primary and secondary prevention studies: a systematic review. Am J Clin Nutr 2006;84:5-17. // 9. Adkins Y, Kelley DS. Mechanisms underlying the cardioprotective effects of omega-3 polyunsaturated fatty acids. J Nutr Biochem 2010;21:781-792 // 10. Visioli F, Risè P, Plasmati E et al. Very low intakes of N-3 fatty acids incorporated into bovine milk reduce plasma triacylglycerol and increase HDL-cholesterol concentrations in healthy subjects. Pharmacol Res 2000;41(5):571-576. // 11. Adler AJ, Holub BJ. Effect of garlic and fish-oil supplementation on serum lipid and lipoprotein concentrations in hypercholesterolemic men. Am J Clin Nutr 1997;65(2):445-450. // 12. Roth EM, Harris WS. Fish oil for primary and secondary prevention of coronary heart disease. Curr Atheroscler Rep 2010;12:66-72. // 13. Connor WE. Importance of n-3 fatty acids in health and disease. Am J Clin Nutr 2000;71(1 Suppl):171S-175S. // 14.Metcalf RG, James MJ, Gibson RA et al. Effects of fish oil supplementation on myocardial fatty acid in humans. Am J Clin Nutr 2007;85:1222-1228. // 15. Leaf A, Albert CM, Josephson M et al.Prevention of fatal arrhythmias in high-risk subjects by fish oil n-3 fatty acid intake. Circulation 2005;112:2762-2768.

Alimentación para mujeres mayores de 40 años

Desafíos nutricionales para las mujeres de más de 40 años

Desafíos nutricionales para las mujeres de más de 40 años
Desafíos nutricionales para las mujeres de más de 40 años

Fuente: Natural Holistic Health

Hay muchos desafíos a los que una mujer de más de 40 años de edad debe hacer frente; uno de ellos es cómo mantener su cuerpo en buen estado de salud tomando la cantidad adecuada de nutrientes.

Una mujer de más de 40 tiene distintas necesidades nutricionales que un hombre o una mujer más joven y debería ser capaz de responder a estas necesidades para mantenerse en buen estado de salud y prevenir enfermedades como la obesidad, las cardiopatías, la diabetes o el cáncer.

Para ello es importante volver a los fundamentos de la nutrición. Una dieta bien equilibrada, con la cantidad adecuada de nutrientes garantizará una vida más larga.

Grasas buenas y grasas malas

Hay una diferencia importante entre las grasas buenas y las malas. Las mujeres de más de 40 deberán tomar las cantidades adecuadas de grasa necesarias para conservar una buena salud. Sin grasas buenas, el cuerpo no será capaz de absorber importantes vitaminas y minerales. Continue reading “Alimentación para mujeres mayores de 40 años”

OMEGA 3, SU IMPORTANCIA EN DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA

OMEGA 3, SU IMPORTANCIA EN DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA
Tipos de ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 (ácido linolénico) son un tipo de grasa poliinsaturada (AGPI), y al igual que los ácidos grasos omega 6 son insaturados y son indispensables debido a que el organismo de los humanos no los puede producir, por lo que se deben obtener a través de los alimentos.

El cuerpo utiliza tres tipos de ácidos grasos omega 3 para la salud:

  • Ácido alfalinolénico (ALA)
  • Ácido eicosapentaenoico (EPA)
  • Ácido docosahexaenoico (DHA)

Cada ácido graso omega 3 cumple una función diferente. El ALA es el más importante de los omega 3 y no es producido por el cuerpo. Se debe obtener a través de alimentos, como nueces, semillas del lino y soya. Nuestro cuerpo puede convertir pequeñas cantidades de ALA a EPA y luego a DHA. La mejor forma de obtener suficiente EPA y DHA es al comer alimentos ricos en estos nutrientes importantes, pero solamente algunos alimentos contienen DHA y EPA. Continue reading “OMEGA 3, SU IMPORTANCIA EN DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA”

ALGUNOS ALIMENTOS MÁS EFICACES PARA BAJAR EL COLESTEROL

Avena, cebada y otros granos integrales, legumbres, berenjena o frutos secos son algunos de los alimentos considerados “anticolesterol”

Todos estos efectos se postulan como protectores de las enfermedades cardiovasculares.
Todos estos efectos se postulan como protectores de las enfermedades cardiovasculares.

El colesterol en exceso, definido como hipercolesterolemia, es bien conocido por su problemática para la salud coronaria y por considerarse un factor de riesgo de infarto y otros episodios vasculares. Los mensajes para la prevención de este trastorno se dirigen más a difundir los alimentos contraindicados, cuyo consumo regular aumenta los niveles de colesterol en sangre. Hoy en día el mensaje debe ser consumir aquellos alimentos que por su composición química pueden ayudar a controlarlo.

Los diez alimentos “anticolesterol”

La avena. Se encuentran en su composición un conjunto de sustancias cuyo efecto ha demostrado la reducción de las tasas de colesterol plasmático: grasas insaturadas (no mucha cantidad, pero sí de buena calidad, como el ácido graso esencial linoleico), avenasterol, fibra y lecitina. El avenasterol es un fitosterol con capacidad de disminuir la absorción de colesterol en el intestino, al igual que la lecitina.

La cebada  comparte con la avena su riqueza en un tipo de fibra soluble, los betaglucanos, que han demostrado ser eficaces en la reducción del colesterol-LDL, el llamado colesterol malo. Los efectos hipocolesterolemiantes del consumo de avena o cebada como alimento han sido poco evaluados; sí está más estudiado el efecto de los concentrados de betaglucano. Nuevas investigaciones se centran en el tocotrienol, una forma de vitamina E con potente efecto antioxidante, localizado en las cáscaras de los granos de cebada, avena y arroz, en este último cereal integral, es más abundante.

Las legumbres. Algunos fitoquímicos de las leguminosas están implicados de forma directa en la reducción del colesterol sérico y en la prevención de la formación de la capa de ateroma que degenera en enfermedades cardiovasculares. Las lectinas favorecen el transporte de colesterol sanguíneo y su metabolismo y reducen así el riesgo de acumulación en las paredes de las arterias. Las saponinas disminuyen la absorción de colesterol en el tracto digestivo, por lo que su aportación también es beneficiosa. Además, las legumbres tienen fibra e isoflavonas con efectos positivos demostrados en las dislipemias.

La berenjena, la okra y frutas como manzanas, uvas, fresas y cítricos. El efecto hipocolesterolemiante de estos vegetales se debe en parte a su aporte de fibra, un compuesto que limita y retrasa la absorción intestinal del colesterol, al favorecer la mezcla con los ácidos biliares y que el conjunto se elimine por las heces.

Los frutos secos, en particular las nueces. Las nueces suponen un aporte interesante de ácido alfa-linolénico, que el organismo transforma en ácidos grasos omega-3 y contiene también fitosteroles, ambos reconocidos por su papel en la reducción del colesterol.

Los aceites vegetales, entre los que destaca el aceite de oliva. Este último es rico en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico), vitamina E y fitosteroles, todos ellos compuestos cardioprotectores.

La soya. El consumo habitual de soja como leguminosa (o como aceite) aporta una cantidad significativa de grasa de alta calidad nutricional -ácido linoléico y oleico-, lecitina e isoflavonas con repercusiones beneficiosas para el organismo por su eficacia reductora del colesterol sérico. Las isoflavonas, en especial la genisteína, una de las más abundantes en la soja, han demostrado ejercer una acción inhibitoria de la agregación plaquetaria y una actividad antioxidante sobre las lipoproteínas de alta densidad (LDL), lo que ayuda en la disminución del colesterol plasmático.

El pescado graso. Los pescados azules tienen de media unos diez gramos de grasa rica en ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega-3, como el DHA (docosahexaenoico) y el EPA (eicosahexaenoico), reconocidos por su capacidad para disminuir los triglicéridos plasmáticos, aumentar la vasodilatación arterial, reducir el riesgo de trombosis y la tensión arterial. Todos estos efectos se postulan como protectores de las enfermedades cardiovasculares. No obstante, su efecto sobre los niveles de LDL-colesterol y HDL-colesterol depende del tipo de paciente y de sus niveles iniciales de colesterol.

ALIMENTOS ENRIQUECIDOS
Los alimentos enriquecidos o los complementos dietéticos; con esteroles y estanoles y con fibra se pueden contemplar como coadyuvantes del tratamiento dietético para el control de la hipercolesterolemia límite o moderada (entre 200 y 249 mg/dl), siempre bajo asesoramiento de un profesional de salud. Conviene saber que al tomarlos no siempre se resuelve el problema y que se deben hacer analíticas periódicas para comprobar la evolución de la dislipidemia.

Fuente : www.consumer.es/alimentacion