Deporte, Ejercicio y la diabetes

Las personas con diabetes pueden hacer ejercicio y practicar deporte al mismo nivel que cualquier otra persona. Pero algunas de ellas no lo hacen. Fijémonos, por ejemplo, en Gary Hall, Jr., el nadador olímpico ganador de una medalla de oro. Es innegable que / Definitivamente, no nada como una persona promedio. Y los golfistas Kelli Kuehne y Michelle McGann no juegan a golf como tus amigos del minigolf local. Todos estos atletas conviven con la diabetes al tiempo que destacan en las competiciones deportivas.

El ejercicio quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.

¿Has captado la idea? Independientemente de que aspires a un oro olímpico o que solo te apetezca salir de excursión por los alrededores, la diabetes no debería ser ningún impedimento.

¿Cómo ayuda el ejercicio a las personas que tienen diabetes?

He aquí algunos de los efectos beneficiosos del ejercicio físico:

  • El ejercicio fortalece los huesos y los músculos.
  • El ejercicio reduce el riego de cardiopatías y de algunos tipos de cáncer.
  • El ejercicio mejora la coordinación, el equilibrio, la fuerza y la resistencia.
  • El ejercicio aumenta el nivel de energía.
  • El ejercicio contribuye a que la insulina desempeñe mejor su función, lo que ayuda a mantener las concentraciones de azúcar en sangre dentro de los límites saludables.
  • El ejercicio quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.
  • El ejercicio fomenta el trabajo en equipo, el espíritu competitivo y la valentía.
  • El ejercicio ayuda a elevar la autoestima y la seguridad en uno mismo.
  • El ejercicio ayuda a liberar tensiones y a afrontar el estrés, aparte de relajar y levantar el ánimo.
  • El ejercicio puede incluso ayudar a aclarar las ideas y a focalizar mejor la atención.

Cualquier tipo de ejercicio es estupendo (se trate de sacar a pasear al perro o de practicar un deporte de equipo). Pero es importante que lo practiques cada día. Cambiar los hábitos a fin de poder hacer ejercicio cada día puede costar bastante al principio. Pero la mayoría de la gente dice que, en cuanto empieza a notar los efectos beneficiosos del ejercicio, se engancha a él. A partir de ese momento, resulta más fácil seguir haciendo ejercicio. Pero hay algunos datos que necesitas saber sobre el ejercicio y la diabetes.

¿Qué ocurre durante el ejercicio?

Los músculos necesitan más energía durante el ejercicio, por lo que el cuerpo libera más azúcar o glucosa que en estado de reposo. Para las personas con diabetes, esto puede tener algunos efectos colaterales. Por ejemplo, si el cuerpo no tiene suficiente insulina para utilizar la glucosa liberada durante la práctica de ejercicio, la glucosa permanece en la sangre, lo que provoca concentraciones elevadas de azúcar en sangre. Esto recibe el nombre de hiperglucemia.

Continue reading “Deporte, Ejercicio y la diabetes”

Anuncios

¿Qué es la Diabetes Tipo II?

Si tiene diabetes tipo II su tratamiento básico consistirá en seguir un plan de alimentación sana, hacer ejercicio con regularidad …

La diabetes tipo II es el tipo de diabetes más común. Por lo general ocurre en adultos, pero cada vez más aparece en niños y adolescentes.

Como datos relevantes cabe destacar que en el mundo 382 millones de personas tienen diabetes en 2013; para 2035, se estima que esta cifra habrá aumentado hasta alcanzar los 592 millones. El número de personas con diabetes tipo 2 está en aumento en todos los países. La mayoría de personas con diabetes tienen entre 40 y 59 años de edad. Se considera que 175 millones de personas con diabetes (el 50%) están sin diagnosticar.

En la diabetes tipo II, el cuerpo puede producir insulina, pero o bien esto no es suficiente o bien el cuerpo no puede responder a sus efectos, dando lugar a una acumulación de glucosa en sangre.

Muchas personas con diabetes tipo 2 no son conscientes de su enfermedad durante mucho tiempo, ya que los síntomas pueden tardar años en aparecer o ser reconocidos, pero durante este tiempo el cuerpo está siendo dañado por el exceso de glucosa en sangre.

Estas personas suelen ser diagnosticadas sólo cuando las complicaciones de la diabetes ya se han desarrollado (ver Complicaciones de la diabetes).

Continue reading “¿Qué es la Diabetes Tipo II?”

Triglicéridos y Colesterol La importancia del Omega 3

Bajar los niveles de ambos enemigos de la salud cardíaca no es tarea sencilla. Sin embargo, una dieta sana, ejercicio físico moderado y el consumo de Omega 3 puede ser un trío exitoso. -Un médico lo explica para Infobae-.

Consumir Omega 3 con un plan de ejercicios, una dieta baja en grasas y que incluya alimentos que lo contengan.

Los niveles altos de colesterol y triglicéridos suelen ser un problema de salud muy común en la población y reducir estos índices es una tarea de vital importancia para mantenerse sano.

“Los triglicéridos, así como el colesterol, son tipos de grasa presentes en la sangre y en los tejidos corporales y que, en cantidades apropiadas, sirven para que el organismo funcione bien. Su exceso aumenta el riesgo de tener un infarto o un ataque cerebral. Con frecuencia, la elevación de los triglicéridos ocurre al mismo tiempo que el aumento de los niveles de colesterol“, explicó el Dr. Carlos Moretto, médico y docente de la Universidad John Kennedy.

Si la dieta y el ejercicio no reducen los niveles excesivos, es altamente probable que el médico indique tomar medicamentos. Las estatinas son usadas para reducir el colesterol: bajan los niveles del malo, suben los niveles del bueno y pueden atrasar la formación de plaquetas en las arterias. El Omega 3 es un medicamento utilizado para bajar los niveles excesivos de triglicéridos.

Continue reading “Triglicéridos y Colesterol La importancia del Omega 3”

Riesgos de tener Colesterol Elevado

¿Por qué sube el nivel colesterol? La respuesta es sencilla: Cuando el cuerpo detecta poca energía, trata de compensarlo, a través de la fabricación de más colesterol.

¿Cuáles son los riesgos de padecer colesterol alto en tu salud?
¿Cuáles son los riesgos de padecer colesterol alto en tu salud?

Pese a los mitos que giran entorno al colesterol, se sabe que la mayoría de las personas con el colesterol alto no consumen mucha grasa. Pero, ¿por qué sube el colesterol? La respuesta es sencilla: Cuando el cuerpo detecta poca energía, trata de compensarlo, a través de la fabricación de más colesterol. Por ejemplo, hacer ejercicios en ayunas, tener el metabolismo lento o pasar muchas horas sin comer sube el colesterol.

Muchos conocen la nociva influencia del colesterol para el corazón. Sin embargo, pocos saben cuál es su función normal: el colesterol es el encargado de transportar la comida.

¿Cuál es la función del colesterol?
Obviamente una hamburguesa no puede viajar por la sangre y por eso el hígado debe fabricar pequeños vagones para transportar la comida a todo el cuerpo.

Estos vagones se llaman: colesterol. ¿Por qué aumenta? La falta de energía en el cuerpo activa la sensación de hambre; se prepara para comer y luego transportar los alimentos, fabricando más colesterol. Si ésta continúa inclusive después de comer, el colesterol aumenta exageradamente para compensar. Síntomas de colesterol alto

Es importante resaltar que tener el colesterol elevado no causa absolutamente ningún síntoma. Sólo las personas con el colesterol muy alto tienen lesiones llamadas xantomas ( una afección cutánea en la cual la grasa se deposita por debajo de la superficie de la piel). Hábitos que causan colesterol alto:

Algunas enfermedades que incrementan los niveles de colesterol dañino en la sangre son el hipotiroidismo y el hiperinsulinismo (resistencia a la insulina). Mientras que algunos de los alimentos que incrementan los niveles de colesterol son: las bebidas alcohólicas, las grasas trans (comida chatarra) y carbohidratos simples (azúcar simple)

¿Cuáles son los riesgos de padecer colesterol alto?

Todas estas enfermedades si no son tratadas ponen en riesgo la salud y en ocasiones la vida, por ello es importante mantener los valores de colesterol dentro de cifras normales. Para que esto ocurra se deben tener presente una serie de sugerencias que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida como:

  1. Una alimentación rica en vegetales, frutas y bajas en carnes sobre todo rojas.
  2. Actividad física regular. No fumar.
  3. No beber en exceso.
  4. Descansar 8 horas diarias.
  5. Tener un tiempo de esparcimiento.

Todos estos consejos ayudan a reducir tanto el colesterol como las enfermedades derivadas de él. Recuerda que la mejor prevención es cuidar tu salud.

¡CUIDADO Con las dietas de moda!

¿Qué debemos analizar para saber si a lo que nos enfrentamos no es en realidad una “Dieta de Moda”?

Ojo: ¡CUIDADO Con las dietas de moda!
Ojo: ¡CUIDADO Con las dietas de moda!

Actualmente el panorama en donde prevalecen enfermedades crónicas como la obesidad requiere de intervenciones que logren enfocarse en la prevención, se sabe que la reducción de un 10% del peso es adecuado para reducir el riesgo de desarrollar problemas asociados al sobrepeso y obesidad como es el caso de la diabetes, sin embargo no es la solución al problema (Gargallo et al, 2008), lograr un peso adecuado es un objetivo fundamental, especialmente logrando mantener un peso y composición corporal adecuados. Debido a lo anteriormente descrito proliferan gran variedad de tratamientos que prometen lograr la reducción de peso (la gran parte de las veces ignorando que tipo de componente es el que se pierde, masa grasa o masa muscular), muchos de ellos no están apoyados en la evidencia científica ni en profesionales en ciencias de la salud que faciliten el logro de los objetivos de manera segura y a largo plazo. Es un tema en el que estos “tratamientos” otorgan beneficios sin razón o exagerados que tienen que ver con comer o no comer cierto tipo de alimento(s) de moda, o combinaciones de ciertos alimentos para curar enfermedades, ofrecer beneficios “especiales” para la salud o asegurar la reducción rápida de peso, muchas de las personas involucradas en obtener beneficios lucrativos inclusive creen sinceramente que esto es verdad (US Department of Health and Human Services, 1988).

1- Aseguran una pérdida acelerada de peso:
Lo mejor es llevar una dieta que te permita una reducción gradual, y en promedio de 500gr por semana, de lo contrario es más fácil que pierdas masa muscular, masa ósea y líquidos en lugar de masa grasa.

2- Dietas que eliminan un grupo de alimentos o permiten cantidades ilimitadas de cualquier alimento (como toronjas o sopas de col):
Es aburrido y difícil que las personas sigan planes monótonos por largos periodos de tiempo, hay dietas que eliminan por ejemplo el consumo de cereales, a pesar de tomar multivitamínicos puede tener riesgo de padecer alguna deficiencia.

3-Combinaciones específicas de alimentos:
No hay evidencias de que las combinaciones específicas de alimentos o en ciertos momentos del día te ayudarán a perder peso, o inclusive comer combinaciones “erróneas” no provoca que se transformen inmediatamente en grasa o en toxinas como afirman algunos regímenes dietéticos.

4- Menús muy rígidos:
La vida por si misma tiene sus dificultades y si se le agrega un NO a la pregunta: “¿Podré seguir este plan de alimentación de por vida?” Definitivamente este tipo de plan de alimentación no es adecuado.

5- No hay necesidad de hacer ejercicio:
La actividad física es esencial para mantener la salud y el peso, y tienes que saber que a pesar de mantener un peso adecuado, la salud y prevención de enfermedades dependen de movilizar nuestro metabolismo por medio de la actividad física. Además fortalecer y aumentar nuestra masa muscular solo se logra con una buena dosis de ejercicio. Si te dicen que no necesitas hacer ejercicio te están engañando.

Recuerden todos que no hay tratamientos mágicos que rápidamente “quemar” la grasa, no hay alimentos que rápidamente alteren nuestro código genético,  no hay alimentos o productos que derritan milagrosamente la grasa mientras ves televisión o duermes, algunas prácticas pueden hacerte perder el tiempo o inclusive dañar tu salud.

¡CUIDADO! Con las dietas de moda
¡CUIDADO! Con las dietas de moda

Nada como visitar a un profesional de la salud, recomendado para un mejor resultado en nuestra salud.

Liga de la fuente: www.pronat.mx

Extracto del blog: www.todoensaludyvida.blogspot.mx

Intolerancia a los hidratos de carbono-Diabetes.

Intolerancia a los hidratos de carbono, actividad física
Intolerancia a los hidratos de carbono – diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, es decir de larga duración que puede ser prevenible si se minimizan algunos factores de riesgo como el sobrepeso y básicamente la obesidad abdominal que se define como una cintura mayor a 80 cm en mujeres o de 90 cm en hombres. Antes de que esta enfermedad se manifieste, el metabolismo puede encontrarse con algún nivel de alteración, principalmente en la dificultad para metabolizar los hidratos de carbono o azúcares, a este problema metabólico que comienza y es un riesgo para desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares se le conoce como intolerancia a la glucosa, esta fase puede ser reversible si se toman las acciones correctas.

Para entender mejor el problema tenemos que conocer que la insulina tiene un papel importante en nuestro metabolismo, ya que facilita la utilización de la glucosa, en las personas que no realizan ejercicio, que tienen sobrepeso o que tienen una mala alimentación con el paso de los años se puede disminuir la producción de insulina en el organismo o inclusive que a pesar de que se produzca la cantidad adecuada, la insulina tiene problemas para poder realizar sus funciones normales.

La reducción de un 10% del peso corporal actual si se tiene sobrepeso u obesidad, puede disminuir hasta en un 50% el riesgo de desarrollar diabetes, otro factor muy importante y muchas veces relegado a una simple recomendación a “si tiene tiempo” es la actividad física. Realizar actividad física tiene grandes ventajas que se resumen en: favorecer un aumento en la utilización de la glucosa y de lípidos, aumenta la capacidad para que los músculos capten glucosa con menor necesidad de insulina, por lo tanto es un tratamiento que debe ser prescrito con una adecuada dosis en cuanto a los días por semana, el tiempo, la intensidad y tipo de actividad. Siempre de forma gradual para evitar alguna complicación.

Se recomienda realizar por lo menos 3 veces a la semana actividad física moderada, podemos identificar este nivel de actividad porque la persona comenzará a dificultarse poder hablar mientras la realiza.  No hay que olvidar la buena nutrición como parte fundamental del tratamiento para frenar la progresión de la intolerancia a la glucosa. Para fomentar una buena adaptación al ejercicio y mejorar el nivel de recuperación, se ha demostrado que ingerir proteínas de suero de leche después de la actividad física favorece la síntesis de mitocondrias (que dentro de la célula metabolizan la energía) y de transportadores GLUT-4 que son importantes para la captación de glucosa por las células. Como recomendación general una medida de una proteína en polvo inmediatamente después de la actividad física (mezclada en 250 ml. de agua) es de utilidad.  Una dieta saludable y la actividad física pueden favorecer la salud  y disminuir el riesgo de diabetes.

Fuente/liga: https://diabetesycolesterol.blogspot.mx/2013/11/la-diabetes-intolerancia-los-hidratos.html

COMER CADA TRES HORAS PUEDE AYUDAR A REDUCIR EL SOBREPESO

Ingerir alimentos de forma espaciada, ayuda a reducir el sobrepeso.
Ingerir alimentos de forma espaciada, ayuda a reducir el sobrepeso.

Si se ingieren alimentos de manera más espaciada, el organismo interpreta que hay escasez y ahorra energía mediante la quema de menos grasa.

Dejar pasar más de tres horas entre una comida y la siguiente puede ser perjudicial si se quiere reducir el sobrepeso y mantener una dieta saludable, según una recomendación de nutricionistas de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac).

Pasado este tiempo, el cuerpo puede entrar en un estado de “inanición” por el cual el organismo interpreta que hay “escasez de alimentos” y decide ahorrar energías mediante la quema de menos grasa de la debida, explicaron.

Continue reading “COMER CADA TRES HORAS PUEDE AYUDAR A REDUCIR EL SOBREPESO”

BUENA ALIMENTACIÓN: MEJOR CALIDAD DE VIDA.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN: = MEJOR CALIDAD DE VIDA
UNA BUENA ALIMENTACIÓN: = MEJOR CALIDAD DE VIDA

“Los seres humanos contamos con un reloj biológico, que una vez detenido no vuelve a funcionar. Por ello debemos cuidar el buen funcionamiento del organismo, puesto que no solo es importante llegar a una vida avanzada sino lograrlo con calidad y bienestar, ya que de nada vale vivir 80 años tirado en una cama. Todos podemos vivir mejor y mucho más tiempo si tenemos claro lo que causa la degeneración y se toman las medidas necesarias para detenerla. Pues la ciencia ha avanzado mucho y ahora puede añadir más años a la vida y más vida a esos años.”

Anteriormente la gente moría antes de llegar a envejecer. Ahora el mayor problema al que la población se tiene que enfrentar es a la vejez, porque en aproximadamente dos siglos se ha doblado la expectativa de vida.

Esa etapa está irremediablemente asociada con la decrepitud y la incapacidad. Entendamos que el simple paso del tiempo no ha matado a nadie, morimos por enfermedad o desgaste y el daño celular.

El corazón débil, piernas temblorosas o mente nublada son resultados de un estilo de vida mal llevado. Ahora vivimos en la era en la que, tenemos acceso a la información generada por la ciencia para prolongar una vida llena de actividad, es decir la ciencia ofrece hoy en día cantidad y calidad de vida.

LAS CAUSAS DEL DESGASTE

La causa más común es la oxidación, que se produce por el oxígeno. Increíble pero cierto, se necesita de él para vivir, pero también morimos por su culpa. A través de la respiración se absorben moléculas de oxígeno conocidas como radicales libres que llegan a los tejidos, estas son altamente reactivas y dañan todo lo que tocan.

Los rayos ultravioleta son los responsables del envejecimiento de la piel por la oxidación, así como muchos contaminantes y venenos rompen las células por la misma acción. Al atacar las infecciones, el propio sistema inmune produce millones de radicales libres que causan inflamación y daño oxidativo. Incluso el ejercicio físico, te obligan a consumir más oxigeno, y este también produce radicales libres. La única razón por la que se sobrevive es porque la naturaleza nos brinda una gran cantidad de antioxidantes para neutralizar a los radicales libres, fabricados por el mismo cuerpo, como la enzima súper óxido dismutasa, el glutatión,  y los otros se obtienen de la alimentación, antioxidantes que encuentras en ciertas vitaminas y minerales.

El sobrepeso es otro factor íntimamente ligado a las enfermedades degenerativas asociadas con la edad avanzada, como las coronarias, el colesterol, la hipertensión, el cáncer y la diabetes. La mala alimentación es el causante principal de este problema, primero por comer en exceso, segundo por consumir los alimentos equivocados y después porque el metabolismo de la insulina declina con la edad posiblemente un adulto mayor consuma lo mismo que consumía de adolescente o incluso hasta menos pero como ya tiene desgaste físico, el organismo asimila más carbohidratos y agota nuestro metabolismo. A la larga esto solo nos conduce a tener problemas de salud.

Las principales enfermedades degenerativas causantes de la mortalidad son las cardiovasculares, el cáncer, la obesidad, la osteoporosis, la artritis, el asma, y otras enfermedades pulmonares, la hepatitis y complicaciones hepáticas. El alzheimer, el parkinson, la neumonía y hasta el sida. En realidad la mayoría son dolencias que tienen un origen medioambiental que bien pudieron evitarse con un poco de información.

Otro agente dañino es la inactividad. La fuerza de la gravedad tira de nosotros hacia abajo y al menos que los músculos y huesos estén fuertes, ésta acabara causando estragos tanto en el esqueleto como en el sistema muscular. Recordemos lo que ocurre cuando te enyesan alguna parte del cuerpo, al cabo de 4 ó 5 semanas, la parte enyesada habrá pérdida alrededor del 25 al 30% de su masa ósea y ni que decir de la masa muscular. Es muy aconsejable seguir en movimiento con cualquier actividad física pues eso garantizará un adecuado funcionamiento del corazón y de los pulmones esta estrechamente asociado con la actividad física. Y no olviden que todo lo que no se usa, deja de funcionar.

TU VIDA DEPENDE DE LA ATENCIÓN QUE LE PONGAS.

Hace algunos años los especialistas pensaban que para mantener la buena salud bastaba con consumir unas pocas sustancias básicas, como las proteínas, los hidratos de carbono, las grasas esenciales, el agua y el oxigeno. Pero posteriormente descubrieron la importancia de las vitaminas y los minerales. Ahora sabemos que millones de años de evolución han dotado a nuestros organismos con miles de sustancias diferentes  que forman parte de nuestras propias estructuras especializadas. Esas sustancias no solo incluyen proteínas, grasas, azúcares, vitaminas y minerales, sino hasta hongos, bacterias, levaduras y virus. Todas ellas son, por consiguiente, necesarias, para el buen funcionamiento del organismo, pues son parte del mismo y todas se obtienen del aire y las plantas.

Existen cantidades considerables de nuevas sustancias que son clasificadas como esenciales en la alimentación humana, que están esperando ser autorizadas para considerárselas como sustancias esenciales en la alimentación y que de ese modo queden al alcance de todos los seres humanos para su beneficio.

CONSEJOS PARA ALARGAR LA VIDA

Antes que nada, recuerda que la ciencia no ha podido establecer que sea el simple paso del tiempo lo que mate a una persona. Sino que la salud se pierde lentamente con motivo de la enfermedad y la acumulación del daño degenerativo.

¿Qué podemos hacer para detener el daño degenerativo?

  • Respirar aire lo más puro posible
  • Hacer actividad física que active el sistema cardio respiratorio y fortalezca el sistema óseo y muscular.
  • Consume una amplia variedad de plantas y vegetales de  cultivo orgánico.
  • Procura que las carnes sean de crianza natural y alimentadas orgánicamente, sin sustancias químicas o procesadas.
  • Toma suficiente agua natural.
  • Complementa tu dieta con suplementos antioxidantes que se tomarán junto con las comidas. Incluye vitaminas A, C y E, los minerales selenio y zinc, carotenos, licopeno, etc.