Deporte, Ejercicio y la diabetes

Las personas con diabetes pueden hacer ejercicio y practicar deporte al mismo nivel que cualquier otra persona. Pero algunas de ellas no lo hacen. Fijémonos, por ejemplo, en Gary Hall, Jr., el nadador olímpico ganador de una medalla de oro. Es innegable que / Definitivamente, no nada como una persona promedio. Y los golfistas Kelli Kuehne y Michelle McGann no juegan a golf como tus amigos del minigolf local. Todos estos atletas conviven con la diabetes al tiempo que destacan en las competiciones deportivas.

El ejercicio quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.

¿Has captado la idea? Independientemente de que aspires a un oro olímpico o que solo te apetezca salir de excursión por los alrededores, la diabetes no debería ser ningún impedimento.

¿Cómo ayuda el ejercicio a las personas que tienen diabetes?

He aquí algunos de los efectos beneficiosos del ejercicio físico:

  • El ejercicio fortalece los huesos y los músculos.
  • El ejercicio reduce el riego de cardiopatías y de algunos tipos de cáncer.
  • El ejercicio mejora la coordinación, el equilibrio, la fuerza y la resistencia.
  • El ejercicio aumenta el nivel de energía.
  • El ejercicio contribuye a que la insulina desempeñe mejor su función, lo que ayuda a mantener las concentraciones de azúcar en sangre dentro de los límites saludables.
  • El ejercicio quema calorías, lo que ayuda a alcanzar y mantener un peso saludable.
  • El ejercicio fomenta el trabajo en equipo, el espíritu competitivo y la valentía.
  • El ejercicio ayuda a elevar la autoestima y la seguridad en uno mismo.
  • El ejercicio ayuda a liberar tensiones y a afrontar el estrés, aparte de relajar y levantar el ánimo.
  • El ejercicio puede incluso ayudar a aclarar las ideas y a focalizar mejor la atención.

Cualquier tipo de ejercicio es estupendo (se trate de sacar a pasear al perro o de practicar un deporte de equipo). Pero es importante que lo practiques cada día. Cambiar los hábitos a fin de poder hacer ejercicio cada día puede costar bastante al principio. Pero la mayoría de la gente dice que, en cuanto empieza a notar los efectos beneficiosos del ejercicio, se engancha a él. A partir de ese momento, resulta más fácil seguir haciendo ejercicio. Pero hay algunos datos que necesitas saber sobre el ejercicio y la diabetes.

¿Qué ocurre durante el ejercicio?

Los músculos necesitan más energía durante el ejercicio, por lo que el cuerpo libera más azúcar o glucosa que en estado de reposo. Para las personas con diabetes, esto puede tener algunos efectos colaterales. Por ejemplo, si el cuerpo no tiene suficiente insulina para utilizar la glucosa liberada durante la práctica de ejercicio, la glucosa permanece en la sangre, lo que provoca concentraciones elevadas de azúcar en sangre. Esto recibe el nombre de hiperglucemia.

Continue reading “Deporte, Ejercicio y la diabetes”

Anuncios

¿Qué es la Diabetes Tipo II?

Si tiene diabetes tipo II su tratamiento básico consistirá en seguir un plan de alimentación sana, hacer ejercicio con regularidad …

La diabetes tipo II es el tipo de diabetes más común. Por lo general ocurre en adultos, pero cada vez más aparece en niños y adolescentes.

Como datos relevantes cabe destacar que en el mundo 382 millones de personas tienen diabetes en 2013; para 2035, se estima que esta cifra habrá aumentado hasta alcanzar los 592 millones. El número de personas con diabetes tipo 2 está en aumento en todos los países. La mayoría de personas con diabetes tienen entre 40 y 59 años de edad. Se considera que 175 millones de personas con diabetes (el 50%) están sin diagnosticar.

En la diabetes tipo II, el cuerpo puede producir insulina, pero o bien esto no es suficiente o bien el cuerpo no puede responder a sus efectos, dando lugar a una acumulación de glucosa en sangre.

Muchas personas con diabetes tipo 2 no son conscientes de su enfermedad durante mucho tiempo, ya que los síntomas pueden tardar años en aparecer o ser reconocidos, pero durante este tiempo el cuerpo está siendo dañado por el exceso de glucosa en sangre.

Estas personas suelen ser diagnosticadas sólo cuando las complicaciones de la diabetes ya se han desarrollado (ver Complicaciones de la diabetes).

Continue reading “¿Qué es la Diabetes Tipo II?”

BENEFICIOS y PROPIEDADES del CHITOSÁN

La presencia del chito-san en nuestro organismo actúa en el momento de la digestión como agente inhibidor en la absorción de grasas.
La presencia del chito-san en nuestro organismo actúa en el momento de la digestión como agente inhibidor en la absorción de grasas.

LA FIBRA DE CRUSTÁCEO ANTI-CALORÍAS

El chitosán, es una fibra que se extrae del esqueleto de los crustáceos y que tiene la capacidad de atrapar la grasa en el interior del tubo digestivo para que no sea absorbida por el cuerpo.

Estudios realizados en Europa demuestran que la ingesta de este exoesqueleto, asociado a una dieta saludable, estimula la pérdida de peso.

Beneficios:

  1. Atrapa las grasas del tracto digestivo, evitando que estas sean asimiladas.
  2. Puede reducir el aporte calórico de un plato hasta en 220 Kcal.
  3. No se asimila por el organismo, lo que permite estimular la digestión eliminando por este medio las grasas.
  4. Al reducir el aporte en grasas de los alimentos, estimula la quema de tus reservas grasas.
  5. Ayudar a disminuir los niveles de colesterol.
  6. Te ayudara a combatir la hipertensión arterial.
  7. Combate el estreñimiento.
  8. Te ayudara a tratar la osteoporosis.

Continue reading “BENEFICIOS y PROPIEDADES del CHITOSÁN”

Mitos y Realidades sobre la Diabetes

Mitos sobre la diabetes

Mito: ¿Las personas con diabetes tienden a enfermarse y resfriarse?
Mito: ¿Las personas con diabetes tienden a enfermarse y resfriarse?
Hay muchos mitos sobre la diabetes que hacen más difícil que la gente tome en serio los hechos, como que la diabetes es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Estos mitos pueden crear una imagen de la diabetes incorrecta y llena de estereotipos y negativismo.
Entérese de la verdad sobre la diabetes y aprenda cómo puede poner un fin a los mitos y malentendidos sobre la diabetes.
Mito: La diabetes no es una enfermedad grave.

Realidad:
La diabetes causa más muertes al año que el cáncer de seno y el SIDA juntos. Dos de 3 personas con diabetes mueren por una enfermedad cardíaca o derrame cerebral.
Mito: Las personas obesas o con sobrepeso van a tener diabetes tipo 2.Realidad: El sobrepeso es un factor de riesgo para tener esta enfermedad, pero otros factores de riesgo también influyen como los antecedentes familiares, raza y edad. Desafortunadamente, muchas personas no le prestan importancia a los otros factores de riesgo y piensan que el peso es el único factor de riesgo para la diabetes tipo 2. La mayoría de la gente con sobrepeso no tiene diabetes tipo 2, y mucha gente que tiene diabetes tipo 2 tiene un peso normal o muy poco sobrepeso.

Mito: Comer demasiados dulces causa diabetes.

Realidad: La respuesta no es tan simple. La causa de la diabetes de tipo 1 son factores genéticos y desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad; la causa de la diabetes de tipo 2 son factores genéticos y de estilo de vida.

El sobrepeso aumenta el riesgo de tener diabetes tipo 2, y una dieta rica en calorías de cualquier tipo produce un aumento de peso. Los estudios demuestran que tomar bebidas azucaradas está asociado con diabetes tipo 2.

La Asociación Americana de la Diabetes recomienda que las personas limiten su consumo de bebidas azucaradas para ayudar a prevenir la diabetes. Entre las bebidas azucaradas están:

  • Bebidas gaseosas regulares 
  • Ponche de frutas 
  • Jugos de fruta 
  • Bebidas energéticas 
  • Bebidas deportivas 
  • Té dulce 
  • Otras bebidas azucaradas 

¡Una sola porción de estas bebidas eleva la glucosa en la sangre y contiene varios cientos de calorías!

Vea usted mismo:

Continue reading “Mitos y Realidades sobre la Diabetes”

¡CUIDADO Con las dietas de moda!

¿Qué debemos analizar para saber si a lo que nos enfrentamos no es en realidad una “Dieta de Moda”?

Ojo: ¡CUIDADO Con las dietas de moda!
Ojo: ¡CUIDADO Con las dietas de moda!

Actualmente el panorama en donde prevalecen enfermedades crónicas como la obesidad requiere de intervenciones que logren enfocarse en la prevención, se sabe que la reducción de un 10% del peso es adecuado para reducir el riesgo de desarrollar problemas asociados al sobrepeso y obesidad como es el caso de la diabetes, sin embargo no es la solución al problema (Gargallo et al, 2008), lograr un peso adecuado es un objetivo fundamental, especialmente logrando mantener un peso y composición corporal adecuados. Debido a lo anteriormente descrito proliferan gran variedad de tratamientos que prometen lograr la reducción de peso (la gran parte de las veces ignorando que tipo de componente es el que se pierde, masa grasa o masa muscular), muchos de ellos no están apoyados en la evidencia científica ni en profesionales en ciencias de la salud que faciliten el logro de los objetivos de manera segura y a largo plazo. Es un tema en el que estos “tratamientos” otorgan beneficios sin razón o exagerados que tienen que ver con comer o no comer cierto tipo de alimento(s) de moda, o combinaciones de ciertos alimentos para curar enfermedades, ofrecer beneficios “especiales” para la salud o asegurar la reducción rápida de peso, muchas de las personas involucradas en obtener beneficios lucrativos inclusive creen sinceramente que esto es verdad (US Department of Health and Human Services, 1988).

1- Aseguran una pérdida acelerada de peso:
Lo mejor es llevar una dieta que te permita una reducción gradual, y en promedio de 500gr por semana, de lo contrario es más fácil que pierdas masa muscular, masa ósea y líquidos en lugar de masa grasa.

2- Dietas que eliminan un grupo de alimentos o permiten cantidades ilimitadas de cualquier alimento (como toronjas o sopas de col):
Es aburrido y difícil que las personas sigan planes monótonos por largos periodos de tiempo, hay dietas que eliminan por ejemplo el consumo de cereales, a pesar de tomar multivitamínicos puede tener riesgo de padecer alguna deficiencia.

3-Combinaciones específicas de alimentos:
No hay evidencias de que las combinaciones específicas de alimentos o en ciertos momentos del día te ayudarán a perder peso, o inclusive comer combinaciones “erróneas” no provoca que se transformen inmediatamente en grasa o en toxinas como afirman algunos regímenes dietéticos.

4- Menús muy rígidos:
La vida por si misma tiene sus dificultades y si se le agrega un NO a la pregunta: “¿Podré seguir este plan de alimentación de por vida?” Definitivamente este tipo de plan de alimentación no es adecuado.

5- No hay necesidad de hacer ejercicio:
La actividad física es esencial para mantener la salud y el peso, y tienes que saber que a pesar de mantener un peso adecuado, la salud y prevención de enfermedades dependen de movilizar nuestro metabolismo por medio de la actividad física. Además fortalecer y aumentar nuestra masa muscular solo se logra con una buena dosis de ejercicio. Si te dicen que no necesitas hacer ejercicio te están engañando.

Recuerden todos que no hay tratamientos mágicos que rápidamente “quemar” la grasa, no hay alimentos que rápidamente alteren nuestro código genético,  no hay alimentos o productos que derritan milagrosamente la grasa mientras ves televisión o duermes, algunas prácticas pueden hacerte perder el tiempo o inclusive dañar tu salud.

¡CUIDADO! Con las dietas de moda
¡CUIDADO! Con las dietas de moda

Nada como visitar a un profesional de la salud, recomendado para un mejor resultado en nuestra salud.

Liga de la fuente: www.pronat.mx

Extracto del blog: www.todoensaludyvida.blogspot.mx

Cenas ligeras: cinco opciones saludables y ligeras

La cena es un momento idóneo para reservar la ración de proteína diaria.
La cena es un momento idóneo para reservar la ración de proteína diaria.

Se puede cenar ligero sin que el menú esté reñido con un buen gusto por la gastronomía. Las cenas, por lo general, son más livianas que las comidas del mediodía. Pero en ocasiones, por pereza, cansancio o falta de previsión, se recurre a los bocadillos, las pizzas o los platos precocinados como fórmula para resolver esta última comida del día.

En algunos casos, puede interesar desglosar el menú de la cena y concentrar los alimentos proteicos, sin carbohidratos. Esta fórmula se sugiere para favorecer el adelgazamiento, si bien no es eficaz para todas las personas, ya que cada una tiene unas necesidades y unas limitaciones alimentarias determinadas. Por ello, para estar bien planteada, puede necesitar el consejo de un dietista – nutricionista.

Las siguientes son cinco propuestas de cenas ligeras, sencillas y muy ricas:

  1. Bocadillos en versión “light”. Los burritos mexicanos o los kebap son un equivalente al bocadillo tradicional, solo que la masa, al ser más fina, es más ligera que la barra de pan. Eso sí, debido a los ingredientes, lo que pretende ser una cena liviana se puede convertir en un aporte inesperado de calorías si se excede en las salsas, los condimentos o los alimentos grasos. Esta nueva versión de bocadillos se puede rellenar de carne de ternera magra picada, tiras de pollo a la plancha, bonito o atún desmenuzado o bien con tacos de tofu. Cualquiera de estas opciones puede mezclarse con abundantes vegetales crudos -rehogados con el mínimo de aceite, tipo pisto- o con verduras asadas, como en la escalibada.
  2. Ensaladas de arroz o de pasta. Un aporte de energía en forma de carbohidratos en la cena puede ser preciso, bien digerido y muy bien metabolizado, para compensar el desgaste energético del día. Apostar por los cereales integrales tiene doble fundamento:
    • Tienen mayor densidad nutritiva, por lo que son alimentos más interesantes para la salud.
    • Aportan fibra, que colabora en acelerar la sensación de saciedad.

La combinación con un puñado de legumbres se digiere bien y la cena es más completa en lo nutricional, como apuntan las recetas de ensalada de arroz con guisantes o con garbanzos. Muy refrescantes son las propuestas de ensalada de arroz con piña (si se prescinde de la salsa rosa) y de pasta con vinagreta. Más contundentes son las ensaladas de arroz con aguacate y gambas o de pasta con pollo.

  1. Pescado fresco, tres veces por semana. Un plato ligero de pescado en la cena garantiza un aporte de proteínas de excelente calidad y apenas grasa si se cocina suave, por lo que permite una buena digestión y promete un buen sueño. El acompañamiento con pequeñas ensaladas, verduras rehogadas, salteadas o asadas brinda el resultado esperado: una cena rica y liviana. Se puede aprovechar la buena temperatura vespertina veraniega para sacar rendimiento a la parrilla con pescados frescos de temporada como las sardinas, las anchoas o el bonito. Un truco culinario para acentuar el sabor de los pescados cocinados así es embadurnarlos con un adobo de ajo, aceite de oliva, un toque ácido (vino blanco, vinagre, zumo de limón, zumo de pomelo o de naranja), perejil, sal y una pizca de pimentón o pimientas u otras especias y hierbas aromáticas al gusto.
  2. Platos livianos y sorprendentes con frutos del mar. El marisco es un tipo de alimento muy perecedero, que exige extremar las precauciones de manipulación e higiene tanto en la conservación como en la preparación previa y el cocinado. Las cenas veraniegas a base de una buena ración de mejillones frescos al vapor, de almejas en salsa verde, de gambas con refrito de ajo y limón o de langostinos son propuestas que sintonizan con una alimentación sana y equilibrada. El pulpo a la vinagreta o al estilo tradicional gallego completan un pequeño listado de recetas livianas de marisco.
  3. Cremas o sopas frías. Son un entrante ligero y refrescante que, además, llena el estómago y ayuda a comer después con más aplaque. Las posibilidades las marca la imaginación culinaria de quien cocina y los gustos y preferencias. Las verduras y hortalizas suelen ser la base para preparar cremas o sopas con distintas propiedades saludables: diuréticas, como la de apio y manzana o la de pepino; o antioxidantes, como la de remolacha o la sopa de tomate. A estas recetas se suma el gazpacho tradicional y sus múltiples variantes: de lechuga, de melón, de sandía, de cerezas…

Cenas ligeras para adelgazar

Cenas ligeras: cinco opciones saludables y ligeras
Comidas y cenas ligeras

La cena es un momento idóneo para reservar la ración de proteína diaria. En especial, para quienes tienen dificultades para adelgazar, incluso aunque sigan dietas equilibradas hipocalóricas. En estos casos, da buen resultado concentrar en la cena la proteína y los vegetales, sin aporte de hidratos de carbono, que se habrán consumido en su justa medida a lo largo del día.

Este ajuste alimentario puede redundar en un mayor rendimiento metabólico y favorecer la pérdida de peso, siempre que el resto de la alimentación diaria sea equilibrada en aporte de nutrientes. La proteína animal estará representada por pescados de todo tipo, pollo y huevos en tortilla, revueltos o a la plancha, es decir, platos elaborados de manera sencilla, pero gustosa, y acompañados de variedad de hortalizas, verduras y salsas vegetales.

Fuente/liga: http://www.consumer.es

COMER CADA TRES HORAS PUEDE AYUDAR A REDUCIR EL SOBREPESO

Ingerir alimentos de forma espaciada, ayuda a reducir el sobrepeso.
Ingerir alimentos de forma espaciada, ayuda a reducir el sobrepeso.

Si se ingieren alimentos de manera más espaciada, el organismo interpreta que hay escasez y ahorra energía mediante la quema de menos grasa.

Dejar pasar más de tres horas entre una comida y la siguiente puede ser perjudicial si se quiere reducir el sobrepeso y mantener una dieta saludable, según una recomendación de nutricionistas de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac).

Pasado este tiempo, el cuerpo puede entrar en un estado de “inanición” por el cual el organismo interpreta que hay “escasez de alimentos” y decide ahorrar energías mediante la quema de menos grasa de la debida, explicaron.

Continue reading “COMER CADA TRES HORAS PUEDE AYUDAR A REDUCIR EL SOBREPESO”

¿Qué es la Ortorexia? … NO permitas que la preocupación

Ortorexia
¿Qué es la Ortorexia?
Preocupado por la cantidad de grasas y calorías

La ortorexia es un trastorno alimentar poco conocido, pero que atinge a muchas personas, sobre todo en estos tiempos en tanto se habla en dieta sana, alimentos orgánicos y medicina natural. Cuando hablamos de trastornos relacionados con la alimentación, tenemos la imagen de personas muy esqueléticas, que simplemente no comen, pero ni siempre es así.

En el caso de la Ortorexia, las personas se alimentan, pero tienen una obsesión peligrosa relacionada a los patrones de los alimentos que ingiere y su dieta. Entienda más sobre Ortorexia y sintomas:

Las personas que sufren de ortorexia, se permite comer solamente alimentos saludables, según sus criterios; las calorías, nutrientes y vitaminas son el punto más importante de su vida y no comen, bajo ningún concepto, ingerir alimentos que no componen esta “lista” de permitidos.

Es diferente de una persona que está siguiendo una dieta restrictiva para bajar de peso o tratar una enfermedad. Pese a que haya alimentos que deben ser evitados, acabamos consumiendo alguna vez algún capricho. En este caso, la persona se obsesiona con la comida ideal, llevando esta regla al extremo,sin desvíos.

Los principales síntomas de ortorexia son examinar cada detalles de los alimentos que compra, solo permitirse comer alimentos saludables, no comer platos preparados por otra persona, observa y comenta la forma de cocinar de otras personas, piensa en el contenido nutricional de los alimentos durante todo el día, preocupación excesiva de no comer los alimentos considerados prohibidos en su dieta, pérdida de peso sin seguir una dieta equilibrada para adelgazar.

La preocupación con la nutrición se convierte en algo tan serio, que la persona va perdiendo la capacidad de estudiar o trabajar, ya que su mente está completamente ocupada con su dieta y alimentos permitidos, como articularlos, cuantas veces se debe masticar, entre otros.

Los pensamientos son completamente atrapados por ideas relacionadas a la comida que pierden espacio para todo lo demás.

Si sientes algunos de estos síntomas, lo mejor que debes hacer es buscar ayuda de un profesional, cuanto antes. Aunque esta enfermedad no se reconozca tan fácilmente como la anorexia, bulimia y demás trastornos relacionados a la alimentación, es igualmente seria y puede llevar a enfermedades y problemas en el comportamiento.