EL COLÁGENO, LA GLUCOSAMINA Y LAS ARTICULACIONES

La GLUCOSAMINA es clave en la producción de colágeno, es una de las mejores materias primas, junto con la condoitrina

El Colágeno es una proteína natural del cuerpo. Es la forma de proteína natural más abundante que tenemos, protege al cartílago y al fluido sinovial contra el deterioro. Es la materia prima en la síntesis y la reparación del cartílago.

El Colágeno protege del daño por oxidación y el dolor de articulaciones, debilidad e inflamación, contiene de manera natural un 15% de glucosamina y un 15% de sulfato de condroitina.
Al hacernos mayores nos cuesta fabricar glucosamina, (De ahí que disminuya el colágeno y nuestro aspecto envejezca) y y se sabe que la falta de ello trae enfermedades como la artrosis, osteoartritis, etc.
Los investigadores europeos fueron los primeros en estudiar la conexión entre los niveles de glucosamina y la osteoartritis. Obtuvieron resultados increíbles.
La glucosamina es un componente natural que se encuentra en el cartílago sano. previene la osteoartritis y sus síntomas. esta constituida en su 50% de ácido hialurónico. Este ácido es el lubricante que se encuentra en él liquido sinovial.

Continue reading “EL COLÁGENO, LA GLUCOSAMINA Y LAS ARTICULACIONES”

Anuncios

El cartílago de tiburón

enfermedades que cura el cartilago de tiburon

El polvo desecado del cartílago de tiburón es un producto de origen natural, es consumido como suplemento nutricional se le han adjudicado diversas propiedades benéficas en los tratamientos de distintas enfermedades relacionadas a las articulaciones.

El cartílago de tiburón se compone de células, una parte extracelular que contiene colágeno, y glucosaminoglucanos (como la condroitina y el ácido hialurónico).

articulaciones-imagen.jpg

Algunas acciones biológicas que se atribuyen al cartílago de tiburón y que se encuentran en la literatura especializada son:

Acción antiangiogénica: Judah Folkman y su grupo de trabajo identificaron un factor angiogénico en los tumores sólidos, el cual estimula su multiplicación, también de los capilares y lleva a facilitar la vascularización de la masa tumoral y con ello su crecimiento. Más tarde se encontró un factor antiogénico en el cartílago de tiburón 100 000 veces mayor en comparación con el de bovino, y se ha demostrado que a pesar de su tratamiento con calor no afectaba la acción de este factor inhibidor de angiogénesis. Se ha determinado que el inhibidor anti-angiogénico es el compuesto denominado U-995.

Acción reguladora del crecimiento neural: En el sistema nervioso intervienen sustancias que regulan los procesos de diferenciación celular y crecimiento. F. Lafont y otros científicos, publicaron un estudio del efecto de proteoglucanos y glucosaminoglucanos en el crecimiento y morfología de neuronas, más tarde otros investigadores demostraron efectos en el crecimiento axonal que no se presenta con otros tipos de cartílago como el bovino o el de calamar.

articulaciones (2).jpg

Acción analgésica y desinflamatoria: En ensayos clínicos cubanos con cartílago de tiburón para el tratamiento de pacientes con cáncer avanzado refractario, se observó el alivio del dolor e pacientes con cáncer de próstata y mama con metástasis en un 34 y 37% respectivamente.

Acción antimutagénica y activadora de la respuesta inmune: El cartílago de tiburón actúa protegiendo las lesiones contra el ADN además de que favorece la respuesta inmune.

Acción antilipemiante: Algunos autores japoneses han estudiado el condroitin sulfato obtenido del cartílago de tiburón sobre la aterogénesis en conejos, demostrando que tuvieron reducciones de colesterol del tipo LDL (colesterol malo).

Se puede señalar que el cartílago de tiburón es un producto natural que se emplea como suplemento y tiene varias acciones biológicas deseables, no ocasiona efectos adversos y su nivel de seguridad es alto.