Dietas para la Hipertrofia de la Próstata

La riqueza en antioxidantes naturales de las verduras favorecen la eliminación de las toxinas y los radicales libres.

La próstata es una glándula masculina que produce la mayor parte del contenido de líquido seminal y la hipertrofia prostática benigna o HPB, es el problema más común entre los hombres mayores y puede ser causada por factores dietéticos y cambios hormonales principalmente.

Si bien la HPB no es un proceso cancerígeno, si puede representar un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de próstata, sin embargo un cambio en la dieta y la adición de ciertos suplementos pueden reducir el tamaño de la próstata, pero siempre bajo la supervisor profesional.

Alimentos a evitar:

Los factores de riesgo para la HPB incluyen ser mayor de 50 años y en general las dietas alta en grasas y bajas en fibra tienden a incrementar drásticamente las probabilidades de desarrollar hiperplasia prostática benigna, siendo los alimentos a evitar; las varones rojas ricas en grasas saturadas, los alimentos altamente refinados y los alimentos salados todos. El alcohol, especialmente cerveza y licor, al igual que el café, los refrescos y el té negro, este ultimo se puede reducir, por lo cual se recomienda simplemente preparar más comidas a partir de cero y reducir las visitas a restaurantes, sobre todo las cadenas de comida rápida, ya que pueden tener un gran impacto en la salud de la próstata.

Alimentos recomendados: Continue reading “Dietas para la Hipertrofia de la Próstata”

Anuncios

Problemas de la próstata

La próstata forma parte de los órganos reproductores del hombre. Tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y rodea la uretra, el tubo ubicado justo debajo de la vejiga.

La uretra tiene dos funciones. La primera es pasar la orina desde la vejiga al orinar. La segunda es pasar el semen durante el orgasmo sexual o eyaculación. El semen es una mezcla de esperma y líquido producido en la próstata.

inflamación prostata
Problemas de la Próstata
En los hombres más jóvenes, el problema más común de la próstata es la prostatitis. En los hombres mayores, es el agrandamiento de la próstata.

¿Cuáles son los problemas de la próstata?

En los hombres menores de 50 años, el problema más común de la próstata es la prostatitis.

En los hombres mayores de 50 años, el problema más común de la próstata es el agrandamiento de la próstata. Esta afección también se conoce como hiperplasia prostática benigna (benign prostatic hyperplasia o BPH por sus siglas en inglés). Los hombres mayores también corren riesgo de desarrollar cáncer de próstata, pero esta enfermedad es mucho menos común que la BPH. El Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) ofrece más información sobre el cáncer de próstata.


¿Qué es la prostatitis?

Prostatitis quiere decir posible inflamación o irritación de la próstata. Si usted tiene prostatitis, podría presentar uno o más de los siguientes síntomas:

  • ardor al orinar
  • ganas de orinar con más frecuencia
  • fiebre
  • cansancio

La inflamación de cualquier parte del cuerpo por lo general es una señal de que el cuerpo está combatiendo gérmenes o reparando una lesión. Algunos tipos de prostatitis son causados por bacterias, que son organismos diminutos que pueden causar infección o enfermedad. Si usted tiene prostatitis bacteriana, el médico puede observar bacterias al examinar una muestra de su orina en el microscopio. Después, el médico puede darle un antibiótico, un medicamento que destruye las bacterias.

¿Qué es el agrandamiento de la próstata, o BPH?

La hipertrofia prostática o próstata agrandada es una afección muy común, considerada como una causa natural del envejecimiento, y se da con mayor o menor medida en casi todos los varones de más de 45 años. A medida que los hombres envejecen, la próstata sigue creciendo. Mientras ésta crece, oprime la uretra. Como la orina pasa de la vejiga a través de la uretra, la presión causada por la próstata agrandada podría afectar el control de la vejiga.

Si usted tiene BPH, quizá presente uno o más de los siguientes problemas:

  • Una necesidad frecuente y urgente de orinar. Es posible que deba levantarse varias veces por la noche para ir al baño.
  • Dificultad para iniciar el chorro de orina. Aunque usted sienta que tiene que llegar al baño con urgencia, le cuesta trabajo comenzar a orinar.
  • Un flujo de orina débil
  • Una cantidad pequeña de orina cada vez que va al baño
  • La sensación de que todavía tiene que orinar más, aunque acabe de haber orinado
  • Goteo de orina
  • Cantidades pequeñas de sangre en su orina

Complicaciones

Si bien los músculos de la vejiga tienden a superar el problema volviéndose más fuertes, por lo general la dolencia se agrava con el transcurso de los años: la próstata sigue creciendo, la uretra se estrecha y la vejiga se ve cada vez más constreñida; además, se produce una dilatación creciente de la vejiga, obligada a albergar una mayor cantidad de orina.

Dado que la vejiga no queda nunca totalmente vacía, son frecuentes las infecciones causadas por los residuos de orina. La complicación más grave se produce cuando, de forma repentina, se interrumpe totalmente la posibilidad de orinar (retención aguda), afección muy dolorosa y que precisa tratamiento de urgencia.

La aparición de sangre en la orina (hematuria) es uno de los síntomas de una posible hipertrofia prostática.

Tratamiento

En el caso de que la obstrucción del flujo de orina sea considerable, será necesaria una intervención quirúrgica para restablecerlo, siempre con internamiento hospitalario, que se prolongará de 5 a 15 días. Para ello existen dos métodos distintos. Cuando el tamaño de la próstata sea muy grande, y también cuando sea necesaria una intervención complementaria (por ejemplo, en la vejiga), el método aplicado es el que se denomina “prostatectomía”, también llamado operación “a cielo abierto”; para ello se practica una amplia incisión abdominal y se procede a la resección del tejido prostático que provoca la obstrucción.

El segundo método utilizado es la llamada “resección transuretral” (RTU), que consiste en introducir por la uretra, a través del pene, hasta la próstata un delgado tubo que contienen un visor luminoso y una cuchilla o un diminuto bisturí eléctrico; de este modo, se efectúa la resección del tejido sobrante sin necesidad de practicar incisión quirúrgica alguna, con lo cual el paciente se recupera con mayor rapidez. Por lo general, al eliminar el tejido prostático es inevitable cortar un músculo existente en la base de la vejiga que controla la eyaculación, en consecuencia, el hombre operado de próstata pierde su fertilidad, sin embargo, conserva su capacidad sexual.

bondades de la raiz de ortiga
Uno de los principales beneficios medicinales por la que se conoce a la raíz de ortiga es por sus propiedades vasoconstrictoras, provocando la contracción de los vasos sanguíneos. Ha demostrado ser especialmente eficaz en los problemas de próstata.

La tradición popular ha demostrado que auxiliándose con plantas medicinales,este tipo de tratamientos resultan más efectivos. En la herbolaria mexicana tradicional se han utilizado con éxito en el tratamiento de la hpb el pelo de elote,la raíz de ortiga y el aceite de pepita de calabaza entre otras plantas, las cuales no interfiere con otros tratamientos médicos prescritos para combatir la BPH.

 

Fuente/liga: http://kidney.niddk.nih.gov/spanish