Alga spirulina

La spirulina es un alga verde-azul. Es una especie de bacteria no tóxica que se produce fácilmente.

Se utiliza a menudo como una fuente vegana de proteínas y vitamina B12. Contiene entre 55-70% de proteínas. Se ha sugerido a la spirulina como una fuente importante de micronutrientes, fitonutrientes y minerales para complementar la dieta diaria. Cabe mencionar que nuestros antepasados los aztecas solían incluir este gran alimento en su dieta regular, obteniéndola de los lagos, actualmente debido a la contaminación este ingrediente se produce con medios controlados para garantizar su pureza e higiene.

Alga-spirulina-pronat-2.jpg

La spirulina  contiene Ficocianobilina,  este compuesto  proporciona  efectos antioxidantes y antiinflamatorios potentes, muy prometedora para los problemas metabólicos como diabetes y síndrome metabólico. Su amplio perfil nutrimental la hace un suplemento ideal para un amplio sector de la población, desde niños hasta adultos mayores y deportistas.

En 1974 el alga spirulina fue declarada como “el mejor alimento para el futuro” por la Organización para la alimentación y la agricultura (FAO-por sus siglas en inglés).

Muchas personas utilizan este suplemento pensando que ayuda a bajar de peso, la realidad es que es benéfico para la nutrición, evita que exista alguna descompensación por falta de nutrientes y sin duda puede consumirse al mantener un plan bajo en calorías de forma segura.

Varios productos se enriquecen con este gran alimento como: malteadas, mazapanes, palomitas etc, sin embargo es importante hacer énfasis que si se desea obtener al máximo sus beneficios, la mejor forma de consumirla será en su forma pura. Puede encontrarse en cápsulas, tabletas o en polvo, hay que saber que el polvo tiene un sabor que no es agradable para todas las personas, pero cualquiera que sea la presentación tiene el mismo resultado en la nutrición.

Spirulina-g.jpg

Hay quienes proponen que el alga spirulina puede mejorar síntomas digestivos o el perfil de lípidos, o mejorar el desempeño atlético. Una gran ventaja de la spirulina es su alto nivel de seguridad al consumirla.

La dosis recomendable va desde 3 a 6 gramos diarios y se puede consumir en compañía de los alimentos.

Anuncios

La Spirulina beneficiosa para el control de diabetes

La Spirulina es un alga que se suele encontrar en agua dulce y al parecer según las últimas investigaciones de un grupo de científicos mexicanos del Instituto Politécnico Nacional tiene funciones farmacológicas que pueden ayudar en el control de la diabetes, así como propiedades beneficiosas para las personas con el colesterol elevado.

La spirulina puede ser útil en el tratamiento de la diabetes, en el control de los niveles elevados de colesterol...
La spirulina puede ser útil en el tratamiento de la diabetes, en el control de los niveles elevados de colesterol…

El doctor Germán Chamorro Cevallos, lleva mucho tiempo realizando investigaciones sobre la farmacología y toxicología de la Spirulina. Por cierto, un alga, la Spirulina que actualmente es usada como complemento alimenticio humano por su rico contenido en proteínas (65%). La Spirulina también es rica en vitaminas, minerales, ficocianina y compuestos antioxidantes.

Históricamente, según información recogida en los libros, los aztecas consumían Spirulina como parte de su dieta y en tribus de África Central, también se consumía la Spirulina en forma de galletas. Es decir, que no es una desconocida por lo menos para las anteriores generaciones.

La novedad de los estudios del IPN se centran ahora en conocer cuales son las propiedades de la Spirulina no tanto como alimento sino como medicamento.

El investigador de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas afirma que su equipo ha recibido apoyo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para estudiar, en animales, los efectos farmacológicos y toxicológicos de la Spirulina, pues existen antecedentes de que el consumo excesivo de ciertos tipos algas puede provocar daños a la salud humana.

Los estudios del doctor Chamorro Cevallos le permiten afirmar que “la spirulina puede ser útil como coadyuvante en el tratamiento de la diabetes, en el control de los niveles elevados de colesterol, en padecimientos cardiovasculares, en enfermedades del sistema inmune, en alergias, e infecciones virales, entre otras enfermedades”.

No se pretende que la Spirulina sustituya a los medicamentos utilizados actualmente para eltratamiento de la diabetes, la hipercolesterolemia (niveles altos de colesterol) u otros padecimientos para los que, desde el punto de vista experimental, se ha comprobado su utilidad. Se recomienda, más bien que se emplee como coadyuvante de los fármacos ya existentes. Es necesario recordar que el empleo de productos naturales está, en forma general, exentos de producir efectos indeseables.

Año Nuevo: cinco propósitos saludables para iniciar

El comienzo del año es un momento idóneo para mejorar los hábitos dietéticos y alimentar la salud y el bienestar.

Cinco propósitos saludables para 2014
Metas para iniciar el año 2014 – alimentar la salud

No hay cosa que los hombres traten de conservar tanto, ni administren tan mal, como su propia vida”. El comienzo del año es un momento apropiado para liberarnos de esas ataduras, convertirlas en riendas y aferrarlas con fuerza para que nos guíen hacia una mejor calidad de vida. Y, ya que todo objetivo debe contar con un “plan de acción”, a continuación se detallan cinco propósitos para avanzar hacia una “dieta sana” con una gran probabilidad de éxito.

1. Mejorar la salud, pero no exclusivamente a base de suplementos dietéticos

Una dieta poco saludable jamás podrá “equilibrarse” mediante el consumo de suplementos de vitaminas, minerales, antioxidantes o productos de herbolaria. Los correctos hábitos de alimentación son la base de una mejor calidad de vida. Pero no solo eso: consumir estos productos de forma deliberada y sin la supervisión de un profesional de la salud puede llegar a ser perjudicial al consumir productos de marcas no prestigiadas, con poca inocuidad o seguridad. Siempre elige las marcas de mayor prestigio y duración en el mercado y que no ofrezcan publicidad engañosa.

2. Comer alimentos en lugar de empacharse de “declaraciones nutricionales”

Pese a que los nutrientes son invisibles (o casi), decoran hoy la publicidad de infinidad de alimentos. Las expresiones “con omega-3” o “rico en fibra”  “Antioxidante” -que por cierto hace unos años no existían en nuestra mente- se encuentran ahora con letras mayúsculas en una amplia gama de productos. Con ello corremos el riesgo de interpretar que lo “visible” (es decir, el alimento) no es lo importante, sino que lo crucial se halla escondido detrás de expresiones enigmáticas como “índice glucémico”, “fibra insoluble” o ” Cero grasas trans”.

Quiero decir que lo importante es construir los llamados hábitos de alimentación para recibir los componentes activos que cuidan de nuestra salud. Puesto que los nutrientes que el cuerpo necesita para mantener un equilibrio son aportados a principalmente a través de los alimentos. Y una buena alimentación, con o sin conocimiento de dichas sustancias, nos llevará de la mano a la mejor calidad de vida. En este sentido, la revista American Journal of Clinical Nutrition que el efecto de alimentos concretos sobre la enfermedad cardiovascular no puede predecirse tan solo por su contenido en ácidos grasos saturados. También subrayó que “las recomendaciones basadas en los alimentos son más útiles que los consejos basados en los nutrientes”.

3. Creer en una dieta sana, no en los “superalimentos”

Los alimentos, como se ha señalado, son más importantes que los nutrientes aislados. Pero esto nos conduce a otra reflexión ¿Existen los “superalimentos”? Algunos expertos dicen que  las propiedades milagrosas que se atribuyen a los ‘superalimentos’ (terapéuticas, antienvejecimiento, adelgazantes…) no están basadas en estudios rigurosos”. Por su parte, uno de los mayores expertos mundiales en nutrición humana, resumió este aspecto en la siguiente frase,  “Los efectos beneficiosos sobre la salud por parte de alimentos o ingredientes individuales (sean o no funcionales) son más bien modestos, sobre todo si se comparan con un cambio radical en los hábitos de alimentación. Quiere decir que el verdadero beneficio viene de una dieta completa y variada y no de alimentos específicos considerados “especiales”. .

4. Desconfiar del concepto “dieta variada” o “comer de todo”

Si no existen los superalimentos, lo lógico sería pensar que la mejor opción consiste en seguir una dieta variada – como he mencionado anteriormente – Pero para ello habría que informar correctamente a la población el significado de este concepto, antes que se emplee como la libertad de comer una gran variedad de alimentos sin pensar en sus aportes calóricos y en la presencia de nutrientes como la grasa, los azúcares simples y la fibra dietética. Definitivamente no es igual alimentación variada a alimentación que incluya alimentos ricos en energía – que favorecen la obesidad–  y bajos en nutrientes, que una alimentación variada diseñada por un nutriólogo o experto en dietética. La Organización Mundial de la Salud acuña el concepto “variedad” para definir a una dieta sana, aunque lo hace en un contexto muy delimitado: “Siga una dieta nutritiva basada en una variedad de alimentos de origen sobre todo vegetal, en lugar de animal”.

5. Consumir más alimentos de origen vegetal (o menos de origen animal)

Este punto de vista coincide con el de todas las asociaciones implicadas en la nutrición humana. En general se recomienda cambiar hacia una dieta más basada en los alimentos de origen vegetal, que enfatice las hortalizas, las legumbres secas cocidas, las frutas, los cereales integrales, los frutos secos y las semillas, en lugar de alimentos procesados, ricos en azúcares y grasas hidrogenadas o de origen animal. Por ejemplo, se señala en una publicación  que los vegetarianos presentan un riesgo bastante menor de morir por enfermedades del corazón o de cáncer.

Intolerancia a los hidratos de carbono-Diabetes.

Intolerancia a los hidratos de carbono, actividad física
Intolerancia a los hidratos de carbono – diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, es decir de larga duración que puede ser prevenible si se minimizan algunos factores de riesgo como el sobrepeso y básicamente la obesidad abdominal que se define como una cintura mayor a 80 cm en mujeres o de 90 cm en hombres. Antes de que esta enfermedad se manifieste, el metabolismo puede encontrarse con algún nivel de alteración, principalmente en la dificultad para metabolizar los hidratos de carbono o azúcares, a este problema metabólico que comienza y es un riesgo para desarrollar diabetes o enfermedades cardiovasculares se le conoce como intolerancia a la glucosa, esta fase puede ser reversible si se toman las acciones correctas.

Para entender mejor el problema tenemos que conocer que la insulina tiene un papel importante en nuestro metabolismo, ya que facilita la utilización de la glucosa, en las personas que no realizan ejercicio, que tienen sobrepeso o que tienen una mala alimentación con el paso de los años se puede disminuir la producción de insulina en el organismo o inclusive que a pesar de que se produzca la cantidad adecuada, la insulina tiene problemas para poder realizar sus funciones normales.

La reducción de un 10% del peso corporal actual si se tiene sobrepeso u obesidad, puede disminuir hasta en un 50% el riesgo de desarrollar diabetes, otro factor muy importante y muchas veces relegado a una simple recomendación a “si tiene tiempo” es la actividad física. Realizar actividad física tiene grandes ventajas que se resumen en: favorecer un aumento en la utilización de la glucosa y de lípidos, aumenta la capacidad para que los músculos capten glucosa con menor necesidad de insulina, por lo tanto es un tratamiento que debe ser prescrito con una adecuada dosis en cuanto a los días por semana, el tiempo, la intensidad y tipo de actividad. Siempre de forma gradual para evitar alguna complicación.

Se recomienda realizar por lo menos 3 veces a la semana actividad física moderada, podemos identificar este nivel de actividad porque la persona comenzará a dificultarse poder hablar mientras la realiza.  No hay que olvidar la buena nutrición como parte fundamental del tratamiento para frenar la progresión de la intolerancia a la glucosa. Para fomentar una buena adaptación al ejercicio y mejorar el nivel de recuperación, se ha demostrado que ingerir proteínas de suero de leche después de la actividad física favorece la síntesis de mitocondrias (que dentro de la célula metabolizan la energía) y de transportadores GLUT-4 que son importantes para la captación de glucosa por las células. Como recomendación general una medida de una proteína en polvo inmediatamente después de la actividad física (mezclada en 250 ml. de agua) es de utilidad.  Una dieta saludable y la actividad física pueden favorecer la salud  y disminuir el riesgo de diabetes.

Fuente/liga: https://diabetesycolesterol.blogspot.mx/2013/11/la-diabetes-intolerancia-los-hidratos.html

Cenas ligeras: cinco opciones saludables y ligeras

La cena es un momento idóneo para reservar la ración de proteína diaria.
La cena es un momento idóneo para reservar la ración de proteína diaria.

Se puede cenar ligero sin que el menú esté reñido con un buen gusto por la gastronomía. Las cenas, por lo general, son más livianas que las comidas del mediodía. Pero en ocasiones, por pereza, cansancio o falta de previsión, se recurre a los bocadillos, las pizzas o los platos precocinados como fórmula para resolver esta última comida del día.

En algunos casos, puede interesar desglosar el menú de la cena y concentrar los alimentos proteicos, sin carbohidratos. Esta fórmula se sugiere para favorecer el adelgazamiento, si bien no es eficaz para todas las personas, ya que cada una tiene unas necesidades y unas limitaciones alimentarias determinadas. Por ello, para estar bien planteada, puede necesitar el consejo de un dietista – nutricionista.

Las siguientes son cinco propuestas de cenas ligeras, sencillas y muy ricas:

  1. Bocadillos en versión “light”. Los burritos mexicanos o los kebap son un equivalente al bocadillo tradicional, solo que la masa, al ser más fina, es más ligera que la barra de pan. Eso sí, debido a los ingredientes, lo que pretende ser una cena liviana se puede convertir en un aporte inesperado de calorías si se excede en las salsas, los condimentos o los alimentos grasos. Esta nueva versión de bocadillos se puede rellenar de carne de ternera magra picada, tiras de pollo a la plancha, bonito o atún desmenuzado o bien con tacos de tofu. Cualquiera de estas opciones puede mezclarse con abundantes vegetales crudos -rehogados con el mínimo de aceite, tipo pisto- o con verduras asadas, como en la escalibada.
  2. Ensaladas de arroz o de pasta. Un aporte de energía en forma de carbohidratos en la cena puede ser preciso, bien digerido y muy bien metabolizado, para compensar el desgaste energético del día. Apostar por los cereales integrales tiene doble fundamento:
    • Tienen mayor densidad nutritiva, por lo que son alimentos más interesantes para la salud.
    • Aportan fibra, que colabora en acelerar la sensación de saciedad.

La combinación con un puñado de legumbres se digiere bien y la cena es más completa en lo nutricional, como apuntan las recetas de ensalada de arroz con guisantes o con garbanzos. Muy refrescantes son las propuestas de ensalada de arroz con piña (si se prescinde de la salsa rosa) y de pasta con vinagreta. Más contundentes son las ensaladas de arroz con aguacate y gambas o de pasta con pollo.

  1. Pescado fresco, tres veces por semana. Un plato ligero de pescado en la cena garantiza un aporte de proteínas de excelente calidad y apenas grasa si se cocina suave, por lo que permite una buena digestión y promete un buen sueño. El acompañamiento con pequeñas ensaladas, verduras rehogadas, salteadas o asadas brinda el resultado esperado: una cena rica y liviana. Se puede aprovechar la buena temperatura vespertina veraniega para sacar rendimiento a la parrilla con pescados frescos de temporada como las sardinas, las anchoas o el bonito. Un truco culinario para acentuar el sabor de los pescados cocinados así es embadurnarlos con un adobo de ajo, aceite de oliva, un toque ácido (vino blanco, vinagre, zumo de limón, zumo de pomelo o de naranja), perejil, sal y una pizca de pimentón o pimientas u otras especias y hierbas aromáticas al gusto.
  2. Platos livianos y sorprendentes con frutos del mar. El marisco es un tipo de alimento muy perecedero, que exige extremar las precauciones de manipulación e higiene tanto en la conservación como en la preparación previa y el cocinado. Las cenas veraniegas a base de una buena ración de mejillones frescos al vapor, de almejas en salsa verde, de gambas con refrito de ajo y limón o de langostinos son propuestas que sintonizan con una alimentación sana y equilibrada. El pulpo a la vinagreta o al estilo tradicional gallego completan un pequeño listado de recetas livianas de marisco.
  3. Cremas o sopas frías. Son un entrante ligero y refrescante que, además, llena el estómago y ayuda a comer después con más aplaque. Las posibilidades las marca la imaginación culinaria de quien cocina y los gustos y preferencias. Las verduras y hortalizas suelen ser la base para preparar cremas o sopas con distintas propiedades saludables: diuréticas, como la de apio y manzana o la de pepino; o antioxidantes, como la de remolacha o la sopa de tomate. A estas recetas se suma el gazpacho tradicional y sus múltiples variantes: de lechuga, de melón, de sandía, de cerezas…

Cenas ligeras para adelgazar

Cenas ligeras: cinco opciones saludables y ligeras
Comidas y cenas ligeras

La cena es un momento idóneo para reservar la ración de proteína diaria. En especial, para quienes tienen dificultades para adelgazar, incluso aunque sigan dietas equilibradas hipocalóricas. En estos casos, da buen resultado concentrar en la cena la proteína y los vegetales, sin aporte de hidratos de carbono, que se habrán consumido en su justa medida a lo largo del día.

Este ajuste alimentario puede redundar en un mayor rendimiento metabólico y favorecer la pérdida de peso, siempre que el resto de la alimentación diaria sea equilibrada en aporte de nutrientes. La proteína animal estará representada por pescados de todo tipo, pollo y huevos en tortilla, revueltos o a la plancha, es decir, platos elaborados de manera sencilla, pero gustosa, y acompañados de variedad de hortalizas, verduras y salsas vegetales.

Fuente/liga: http://www.consumer.es

OMEGA 3, SU IMPORTANCIA EN DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA

OMEGA 3, SU IMPORTANCIA EN DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA
Tipos de ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 (ácido linolénico) son un tipo de grasa poliinsaturada (AGPI), y al igual que los ácidos grasos omega 6 son insaturados y son indispensables debido a que el organismo de los humanos no los puede producir, por lo que se deben obtener a través de los alimentos.

El cuerpo utiliza tres tipos de ácidos grasos omega 3 para la salud:

  • Ácido alfalinolénico (ALA)
  • Ácido eicosapentaenoico (EPA)
  • Ácido docosahexaenoico (DHA)

Cada ácido graso omega 3 cumple una función diferente. El ALA es el más importante de los omega 3 y no es producido por el cuerpo. Se debe obtener a través de alimentos, como nueces, semillas del lino y soya. Nuestro cuerpo puede convertir pequeñas cantidades de ALA a EPA y luego a DHA. La mejor forma de obtener suficiente EPA y DHA es al comer alimentos ricos en estos nutrientes importantes, pero solamente algunos alimentos contienen DHA y EPA. Sigue leyendo “OMEGA 3, SU IMPORTANCIA EN DIFERENTES ETAPAS DE LA VIDA”

EL TABACO Y LA VITAMINA C

EL TABACO Y LA VITAMINA C“En los fumadores habituales, las concentraciones de vitamina C en la sangre y en glóbulos blancos son inferiores que en las personas que no fuman”

 Para evitar que una persona sana sufra de carencias nutritivas, basta con llevar a cabo una alimentación equilibrada, tal y como se recomienda a toda la población general, donde el aporte calórico esté adaptado a las necesidades energéticas del organismo, y la cual sea variada, conteniendo diariamente todos los grupos de alimentos básicos (lácteos, verduras y frutas, cereales-féculas-legumbres, carnes-pescado-huevos y grasas).

BUENA ALIMENTACIÓN: MEJOR CALIDAD DE VIDA.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN: = MEJOR CALIDAD DE VIDA
UNA BUENA ALIMENTACIÓN: = MEJOR CALIDAD DE VIDA

“Los seres humanos contamos con un reloj biológico, que una vez detenido no vuelve a funcionar. Por ello debemos cuidar el buen funcionamiento del organismo, puesto que no solo es importante llegar a una vida avanzada sino lograrlo con calidad y bienestar, ya que de nada vale vivir 80 años tirado en una cama. Todos podemos vivir mejor y mucho más tiempo si tenemos claro lo que causa la degeneración y se toman las medidas necesarias para detenerla. Pues la ciencia ha avanzado mucho y ahora puede añadir más años a la vida y más vida a esos años.”

Anteriormente la gente moría antes de llegar a envejecer. Ahora el mayor problema al que la población se tiene que enfrentar es a la vejez, porque en aproximadamente dos siglos se ha doblado la expectativa de vida.

Esa etapa está irremediablemente asociada con la decrepitud y la incapacidad. Entendamos que el simple paso del tiempo no ha matado a nadie, morimos por enfermedad o desgaste y el daño celular.

El corazón débil, piernas temblorosas o mente nublada son resultados de un estilo de vida mal llevado. Ahora vivimos en la era en la que, tenemos acceso a la información generada por la ciencia para prolongar una vida llena de actividad, es decir la ciencia ofrece hoy en día cantidad y calidad de vida.

LAS CAUSAS DEL DESGASTE

La causa más común es la oxidación, que se produce por el oxígeno. Increíble pero cierto, se necesita de él para vivir, pero también morimos por su culpa. A través de la respiración se absorben moléculas de oxígeno conocidas como radicales libres que llegan a los tejidos, estas son altamente reactivas y dañan todo lo que tocan.

Los rayos ultravioleta son los responsables del envejecimiento de la piel por la oxidación, así como muchos contaminantes y venenos rompen las células por la misma acción. Al atacar las infecciones, el propio sistema inmune produce millones de radicales libres que causan inflamación y daño oxidativo. Incluso el ejercicio físico, te obligan a consumir más oxigeno, y este también produce radicales libres. La única razón por la que se sobrevive es porque la naturaleza nos brinda una gran cantidad de antioxidantes para neutralizar a los radicales libres, fabricados por el mismo cuerpo, como la enzima súper óxido dismutasa, el glutatión,  y los otros se obtienen de la alimentación, antioxidantes que encuentras en ciertas vitaminas y minerales.

El sobrepeso es otro factor íntimamente ligado a las enfermedades degenerativas asociadas con la edad avanzada, como las coronarias, el colesterol, la hipertensión, el cáncer y la diabetes. La mala alimentación es el causante principal de este problema, primero por comer en exceso, segundo por consumir los alimentos equivocados y después porque el metabolismo de la insulina declina con la edad posiblemente un adulto mayor consuma lo mismo que consumía de adolescente o incluso hasta menos pero como ya tiene desgaste físico, el organismo asimila más carbohidratos y agota nuestro metabolismo. A la larga esto solo nos conduce a tener problemas de salud.

Las principales enfermedades degenerativas causantes de la mortalidad son las cardiovasculares, el cáncer, la obesidad, la osteoporosis, la artritis, el asma, y otras enfermedades pulmonares, la hepatitis y complicaciones hepáticas. El alzheimer, el parkinson, la neumonía y hasta el sida. En realidad la mayoría son dolencias que tienen un origen medioambiental que bien pudieron evitarse con un poco de información.

Otro agente dañino es la inactividad. La fuerza de la gravedad tira de nosotros hacia abajo y al menos que los músculos y huesos estén fuertes, ésta acabara causando estragos tanto en el esqueleto como en el sistema muscular. Recordemos lo que ocurre cuando te enyesan alguna parte del cuerpo, al cabo de 4 ó 5 semanas, la parte enyesada habrá pérdida alrededor del 25 al 30% de su masa ósea y ni que decir de la masa muscular. Es muy aconsejable seguir en movimiento con cualquier actividad física pues eso garantizará un adecuado funcionamiento del corazón y de los pulmones esta estrechamente asociado con la actividad física. Y no olviden que todo lo que no se usa, deja de funcionar.

TU VIDA DEPENDE DE LA ATENCIÓN QUE LE PONGAS.

Hace algunos años los especialistas pensaban que para mantener la buena salud bastaba con consumir unas pocas sustancias básicas, como las proteínas, los hidratos de carbono, las grasas esenciales, el agua y el oxigeno. Pero posteriormente descubrieron la importancia de las vitaminas y los minerales. Ahora sabemos que millones de años de evolución han dotado a nuestros organismos con miles de sustancias diferentes  que forman parte de nuestras propias estructuras especializadas. Esas sustancias no solo incluyen proteínas, grasas, azúcares, vitaminas y minerales, sino hasta hongos, bacterias, levaduras y virus. Todas ellas son, por consiguiente, necesarias, para el buen funcionamiento del organismo, pues son parte del mismo y todas se obtienen del aire y las plantas.

Existen cantidades considerables de nuevas sustancias que son clasificadas como esenciales en la alimentación humana, que están esperando ser autorizadas para considerárselas como sustancias esenciales en la alimentación y que de ese modo queden al alcance de todos los seres humanos para su beneficio.

CONSEJOS PARA ALARGAR LA VIDA

Antes que nada, recuerda que la ciencia no ha podido establecer que sea el simple paso del tiempo lo que mate a una persona. Sino que la salud se pierde lentamente con motivo de la enfermedad y la acumulación del daño degenerativo.

¿Qué podemos hacer para detener el daño degenerativo?

  • Respirar aire lo más puro posible
  • Hacer actividad física que active el sistema cardio respiratorio y fortalezca el sistema óseo y muscular.
  • Consume una amplia variedad de plantas y vegetales de  cultivo orgánico.
  • Procura que las carnes sean de crianza natural y alimentadas orgánicamente, sin sustancias químicas o procesadas.
  • Toma suficiente agua natural.
  • Complementa tu dieta con suplementos antioxidantes que se tomarán junto con las comidas. Incluye vitaminas A, C y E, los minerales selenio y zinc, carotenos, licopeno, etc.